jueves, 20 de noviembre de 2008

El olvido, la memoria

Ya han advertido numerosos jueces que van a archivar la causa abierta por el juez Baltasar Garzón contra los crímenes del franquismo. La verdad es que no me extraña. Confío poco en los jueces y sé que ha sido un cuerpo que colaboró activa y gozosamente en la represión posterior a la Guerra Civil. Siempre, eso sí, amparados en que se limitaban a aplicar una ley que sabían contraria a cualquier derecho.

No soy fan de Garzón. Me ha parecido un hombre que ha antepuesto en demasiadas ocasiones su propio ego a la verdadera justicia. Pero he de decir que la causa abierta en torno a las atrocidades del régimen franquista me había llenado de esperanza. Reclamar, tantos años después, un mínimo de justicia y reconocimiento para aquellos que defendieron la legalidad vigente siempre me pareció un acto de justicia necesario.

Los cuerpos de aquellos hombres y mujeres llevan demasiados años en el olvido y creo que las familias tienen todo el derecho a recuperar sus restos, a darles honrosa sepultura y a descansar, por fin, de tanto sufrimiento.

Ahora dicen que pararan la apertura de fosas. Probablemente la Ley de la Memoria Histórica tenía que haber sido más audaz y más clara y mandatar y colaborar en la búsqueda de los cuerpos. Hacer una justicia que tanto olvido ha mantenido sobre la verdad, cuando en otros países, tras la dictadura, se ha iniciado casi inmediatamente un proceso de búsqueda de la justicia.

Nos queda el auto de Garzón que, al menos, servirá para recordar un período que, si la Justicia no quiere revisar, la memoria y la conciencia, ya han condenado.

38 comentarios:

Carlos Felipe dijo...

Rodolfo, me gustaría aportar otro enfoque a tu artículo, que comparto en el fondo pero discrepo de alguna manera.
Los familiares que tienen a seres queridos enterrados en la historia, sin saber cómo ni dónde, tienen pleno derecho a reclamar y pleno derecho a poder llorar en paz. En éso estamos de acuerdo.

Tú mismo, y yo también, afirmas que la memoria y la conciencia ya han condenado el franquismo. Pero que se haya parado las acciones de Garzón no quiere decir que se eche la mirada a otro lado en relación al franquismo. Para nada, y menos aún con este Gobierno. Simplemente la causa no se puede llevar a cabo (hablo de la de Garzón) porque no se puede procesar penalmente a alguien que está muerto. Y ése era el objetivo de Garzón fundamentalmente

El golpe de Estado del 36, la sangrienta Guerra Civil y la posterior represión llevada a cabo por Franco están juzgados. Sí, Rodolfo, los que entendemos de derechos fundamentales hemos sentenciado; y los que no entienden de ellos, no entenderán nunca.
Comparto tu idea que tacha de ingenua a la Ley de Memoria Histórica, pero tal vez tanta letra y tanto párrafo que estamos escribiendo no deberían tener como destino la Memoria Histórica ni las acciones de la justicia, sino tal vez deberíamos salir a la calle para exigir a los políticos del PP que no hayan aprobado dicha ley. Ellos sí que se han posicionado en contra de esas condenas, y a ellos sí se les debería recriminar mucho más que a los propios jueces.

Rodolfo, los que no hemos vivido aquéllos tiempos tenemos en nuestras manos la última batalla de aquella guerra sucia: asumir lo que pasó y mirar para adelante. Para ello tenemos las armas que el siglo XXI nos ha dado, y no hablo de rifles, de tanques, ni de balas... hablo de la palabra, de los libros y de la cultura.

Sé que es un argumento poco original, pero creo en él: la Transición sirvió para algo, apoyémonos en ella TODOS. Rojos, azules, blancos, negros... Sé que eso implica injusticia para aquéllos que no saben dónde están sus abuelos, sus padres o sus hermanos; pero también sé que ésas víctimas estarán en el más allá orgullosas de que, hagamos lo que hagamos, no vuelva a repetirse aquél drama llamado Guerra Civil. Para mí son heróes; por tanto cumplamos con ésa última misión que nos han encomendado.

Gema dijo...

Una pena, no poder identificar a los familiares fallecidos para que las familias se queden tranquilas

Rodolfo Serrano dijo...

Aunque no suelo contestar a los comentarios, en este caso quiero hacerlo para darte las gracias por tus palabras, que comparto plenamente, incluso en fondo y forma.
Gracias por esta aportación que, estoy seguro, servirá para que todos tomemos conciencia lo que todavía se puede hacer. Un abrazo

Carlos Felipe dijo...

Gracias Rodolfo...

Un último apunte, me gustaría que la Guerra Civil, que aquél golpe de Estado y aquéllos asesinatos crueles, cobardes... no se olviden; no para guardar rencor, ni mucho menos, sino para saber qué puede ocurrir si un día no respetamos a los que no piensan como nosotros. Algunos dicen que dejemos aquél capítulo de la historia atrás; yo en cambio quiero que lo tengamos presente y que no lo borremos para que así, cuando 'discutamos' con alguien tomemos conciencia que el mundo se rompe si dejamos de escuchar. En esta vida cabe todo lo que se haga con respeto.
El día que hablemos de lo que sucedió sin 'discutir', ése día habrá acabado la Guerra más sucia que jamás se hizo en España. ¿Por qué no empezamos hoy?

El Tigre de Mompracem dijo...

Querido Rodolfo: Ayer leí una frase chilena que describe perfectamente a ese Juez: Capitan Araya, embarca a su gente y se queda en la playa.
Lo que se ha conseguido en llenar de esperanzas a almas como la tuya y miles de ellas mas, a sabiendas que no podría seguirse adelante...
Vuelve a anteponer su ego...como tantos y tantos otros...
Enhorabuena a Carlos Felipe por sus palabras. Apuesto por que llegue ese día que describe!
Un abrazo

DEIVID dijo...

NINGUNA CANCIÓN LO PODRÍA DEFINIR MEJOR....

CREO QUE HABRÍA QUE RESCATAR ESOS...

HUESOS


Podrían ser, a simple vista, sólo huesos,
desvencijados huesos
enterrados al borde del camino.
Abandonados huesos, no acariciados huesos
de un dolor no amortajado.

Pero no son, a simple vista, sólo huesos,
desvencijados huesos.
En el calcio del hueso hay una historia:
desesperada historia, desmadejada historia
de terror premeditado.

Y habrá que contar,
desenterrar, emparejar,
sacar el hueso al aire puro de vivir.
Pendiente abrazo,
despedida, beso, flor,
en el lugar preciso
de la cicatriz.

Podrían ser, a simple vista, sólo huesos,
amoratados huesos,
olvidados sin fecha, en el camino.
Abaratados huesos, invertebrados huesos
de un adiós no reclamado.

Pero no son, a simple vista, sólo huesos,
amoratados huesos.
En el calcio del hueso hay una historia:
acaudillada historia, desmemoriada historia;
el horror no solventado.

Y habrá que contar,
desenterrar, emparejar,
sacar el hueso al aire puro de vivir.
Pendiente abrazo,
despedida, beso, flor,
en el lugar preciso
de la cicatriz.


CADA UNO HACE LO QUE PUEDE PARA QUE LA MEMORIA NO SE OLVIDE...

PEDRO LO PLASMÓ FENOMENAL...

TENGO UNAS FOTOS DE UN HOMENAJE, PARA QUE LA MEMORIA PERDURE.

EL DÍA QUE QUIERAS TE LAS PASO...

UN SALUDO

txilibrin dijo...

Yo no lo habría podido decir mejor que Carlos y que tú.
Es una época que gracias a Dios no me tocó vivir. Pero conozco a los que aún se acuerdan. En mi tierra no fue tan duro, no sé si para mejor o para peor, pero sé que hay cosas que no se deben permitir.

Y los de siempre, manteniendo las posturas estúpidas de siempre, sin dar el brazo a torcer.

En fin...


Algo aprenderemos de todo esto, ¡Digo yo!

Sara dijo...

Independientemente a las decisiones judiciales, hágamos cada uno de nosotros lo posible para que la historia no se borre de nuestra memoria. Que sirva al menos para aprender algo, sobre todo a aquellos que por edad no lo vivimos, para ser capaces de transmitirlo a nuestros hijos, y no dejar que la historia se repita.

Abrazos, Rodolfo,

hada nocturna dijo...

Carlos y tu ya habéis comentado lo que creo pensamos todos. Ciertamente no hay que olvidar y desgraciadamente muchos no podrán hacerlo nunca. Es una gran enseñanza de futuro, pero no puedo dejar de pensar en todos aquellos que tienen a sus héroes queridos, en algún rincón que desconocen. No es justo. Pero aquí la justicia es ciega, excepto para su propio provecho. Sigamos luchando, aprendiendo del pasado... quiero tener tus armas Carlos, aunque crea que únicamente sirvan, para evitar el olvido.

Un beso desde Barcelona

JUAN MANUEL VELA dijo...

Discrepar de lo expuesto hasta ahora es dificil, pero escuchar en el día de ayer a la Presidenta de la Comunidad de Madrid respecto el "pasado violento" el PSOE, las fotos colgadas en las sedes, que si Calvo Sotelo. Entiendo, y quien me conoce, sabe que también suelo pecar de buenismo, pero esto se esta yendo de las manos. Se divierten, nos entretienen y aprovechan. En estos mismos momentos anuncia que la Ley de acompañamiento contempla la privatización del 49 % de la misma, desaparición del Impuesto de Patrimonio. Ellos no perdonan, nosotros como siempre los comprensivos, ellos crean la crisis nosotros la pagamos.

Maria del Sur dijo...

Creo que Carlos Felipe tiene razon, o mas bien, supo mirar con un poco mas de calma todo esto...
Lo que vos nos contas, es logicamente una canallada, algo q no hace mas q hacernos elevar un grito de protesta...
Pero es verdad que todavia queda en NOSOTROS poder hacer algo, la justicia no solo esta en manos de ellos, por lo menos no en este caso.

un fuerte abrazo a los dos

eva dijo...

hace 33 años que se ha muerto franco, yo solo tenía 2 añitos. Brindo por ello

mariano santiso dijo...

Es necesario recordar para que nunca su vuelva a repetir.

Hay demasiados huesos todavía en las cunetas.

Demasiado dolor contenido en familias que han pasado decenas de años sufriendo su dolor en silencio.

Tan lamentables me parecen no obstante aquellos que quiere echar todavía más tierra encima como aquellos que solo buscan protagonismo con los muertos ajenos.

CARMEN dijo...

Un buen auto el de Garzón, deberíamos leerlo todos.
En este tema creo que hablo más con el corazón que con la razón, ya sabes lo de mi abuelo, además tengo un tio desaparecido, que no ha habido forma de saber donde descansa.
Pero esto se veía venir, se sabía que lo de Garzón no llegaría a buen puerto.
Ya me he hecho a la idea, de que mi abuelo está en cada fosa que se ha podido abrir, en la que en el 76, se abrió en su pueblo, ahí está su nombre y los cuerpos de muchos compañeros de partido y de ideología, que seguro él conocía. Para mí, se encuentra con todos ellos, aunque su cuerpo descanse en una fosa común del cementerio de Mérida, de la que nunca podremos sacarlo porque se ha construido encima de ella.
Decir también que comparto las ideas de Carlos Felipe.
Un fuerte beso, Rodolfo.

Sabes, ayer un amigo me dio una sorpresa, me ha regalado entradas para ver con ellos el concierto de Ismael, el día 21 de Diciembre. Teníamos para el 20, así pues estaremos los dos días. Haber si hay suerte y nos podemos conocer.

Poli dijo...

Poco se yo de la Guerra civil Española.
Me sobra para repudiarla.
Suficiente para desear que no se repita.
La memoria es la herramienta y la respuesta.
Mi hermano desapareció en Argentina en el año 1993, en pleno proceso democrático. Tras denunciar varios allanamientos ilegales en su casa.
Hoy continúa desparecido.
Les aseguro que saber dónde están sus restos es vital para mi madre. Una vez concluido el juicio le preguntaron que esperaba ahora, y ella dijo: “aunque sea sus huesos”.
Así sentirán también los familiares de los desaparecidos del otro lado del océano.
Un abrazo,

Dejo un fragmento de la canción
“la memoria”
De León Greco.

(…)
La memoria despierta para herir
a los pueblos dormidos
que no la dejan vivir
libre como el viento.

Los desaparecidos que se buscan
con el color de sus nacimientos,
el hambre y la abundancia que se juntan,el mal trato con su mal recuerdo.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.
(…)

Noe dijo...

"SIN LOPEZ NO HAY NUNCA MÁS..."

Ladrón de Guevara dijo...

Triste España de Caínes y Abeles,
de vecinos que se odian,
que antepone ideales políticos
antes que la justicia,
libertad, igualdad.

-principios que por cierto están en nuestra constitución española-

Triste España de Caínes y Abeles, triste injusticia, q
ue nos cubre,
como casi siempre.

Un saludo, Rodolfo.

Carlos Felipe dijo...

Estoy seguro de que quienes no saben dónde están los huesos de sus familiares o amigos, no les valdrá lo que voy a decir. Tal vez tengo la esperanza de que sí. ¿Sabéis dónde están los muertos en aquellos días trágicos? En todas estas palabras e ideas que estamos firmando aquí y en todas esas palabras e ideas que seguiremos firmando allá. Aquéllos heróes realmente ganaro: ¿sabéis por qué? Porque siguen vivos en nosotros y serán eternos; los que provocaron las fosas comunes estuvieron unos años más vivos pero más tarde murieron para siempre. A los heróes les sucedió lo contrario. Y ésa es la auténtica eternidad. Quizá no tengan un lugar con un nombre y apellidos pero están aquí, con nosotros. Quién sabe si incluso sean ellos los que nos estén utilizando desde el lugar en el que estén para escribir todo esto y apostar por la paz. ¿No creeís? Yo sí...

JUAN MANUEL VELA dijo...

Carlos si estas seguro no tengas esperanza, y menos esa virtud por madrileño que soy, nadie tiene duda alguna de los que suponen para la memoria historica su desaparición, pero si un familiar espera recuperar a su ser querido ¿quien puede oponerse?.

Carlos Felipe dijo...

Juan Manuel, NADIE, nadie puede oponerse a un familiar que quiere buscar a su padre, a su tío,a su hermano, a su amigo... Nadie.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Nadie puede oponerse a encontrar a sus familiares pero sí que se pueden poner muchas trabas. Ese es un argumento que, las asociaciones están diciendo. Garzón a buscado en Argentina, Chile, Marruecos pero, ¿y en España?
Aunque suene raro, en Madrid todavía quedan muchos restos de esas dos españas, restos poderosos. Por ello, como bien dice Carlos, hay que seguir escribiendo, levantando la palabra y haciendo llegar a todos esa cruel historia. Lo mejor que se puede hacer es recordarles, escribir sobre ellos para que sus muertes no caigan en vano.
La ley de Memoria se parió mal, nadie la utiliza y los políticos del PP se la pasan por el forro. Me duele tanto pasar por la calle General Franco...Esto es increible que pase
Saludos y salud

lunazul dijo...

¿Alguien ha leído la Ley de Memoria Histórica, o yo me estoy equivocando de fuente?

Extraído de Wikipedia:

Incluye el reconocimiento de todas las víctimas de la Guerra Civil, las victimas de la dictadura, la apertura de fosas comunes en las que aún yacen los restos de represaliados por los sublevados en la Guerra Civil, hasta entonces realizadas desde entidades privadas (como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica -ARMH- y el Foro por la Memoria) o comunidades autónomas a la espera de subvenciones estatales o la retirada de los símbolos franquistas de las vías públicas.

Y dentro de las Disposiciones, aparece esto:

Fosas comunes: el Estado ayudará a la localización, identificación y eventual exhumación de las víctimas de la represión franquista cuyos cadáveres se encuentran aún desaparecidos, a menudo enterrados en fosas comunes.


Igual no es la fuente más fiable, que alguien me diga si esto está equivocado. Porque de no ser así... reclamemos que se cumpla con esto.

Estoy muy indignada con el hecho de forjar ilusiones y esperanza en las familias con desaparecidos..

lunazul dijo...

...y que después zanjen el tema así, sin más. No me parece justo.

Un abrazo.

Carlos Felipe dijo...

Luna Azul, te voy a contestar a tu pregunta muy fácilmente: TODO LO QUE INDICAS QUE HAS LEÍDO ES CIERTO, ahora bien, no se te ocurra reclamar que no se está haciendo nada porque en la propia ley no se incluyen medidas coercitivas por el incumplimiento de la misma. Sí, es una LEY LIGHT, DESCAFEINADA o llámalo como quieras; pero digamos que es 'voluntario'.
De ahí que tachemos la ley de ingenua, de vacía... de reconocimiento moral más que legal... ÉSE ES EL PROBLEMA DE TODO ESTO, y por lo que el juez Garzón sabía desde un principio que el fin de su intención era el que ha sido.

difistinto dijo...

Posiblemente , se cierre la causa, pero no, nuestro deseo de escribir en los libros de texto la verdadera história.

Todavia nos queda mucho por avanzar en la verdadera historia de España.

Y deberiamos estudiar la oportunidad que tenemos, se cierre o no se cierre por parte de los jueces de orbitar hacia la verdad, con sus errores y carencias.

Sinceramente, creo que la intención de Garzón, mas que la del triunfo personal, ha sido destapar corazones dormidos por el silencio.

Aunque muchos, no digan lo correcto.Que los que nazcan ahora, sepan la verdad por el esfuerzo de muchos de sus protagonistas, que seguramente, ya no podrán hablar.

Besos, Rodolfo, Un placer estar por aqui.

Abutita dijo...

Se puede??

Estimado Rodolfo, el otro día llego a mis manos, vía correo, desde Madrid un sobre con papel de pompitas y tu libro, "Al oeste hay apaches" dentro de él. Esto fue gracias a mi querdido amigo y lector tuyo, Tigre, que se marcó el detalle de mandar al sur tus letras.
Sólo quería decirte que GRACIAS por escribir, que es una maravilla, sobre todo por la cercanía de tus palabras.
Animo con la memoria historica.. y con tantas cosas más...
Besos desde el Sur

pequeña_criatura dijo...

hay q mantener las mentes adormecidas no vaya a darles por pensar y revelarse. en este país es mejor no conocer la verdad,aunque ya sólo tenga un valor sentimental más que justo.

Anónimo dijo...

no creo que haya peor delito que no respetar a los muertos.
feliz finde!,mejor lunes.
un besin,
I.

Manuel dijo...

Tengo sentimientos diversos sobre este tema. Entiendo perfectamente a los que desean enterrar y poder honrar a los represaliados en cunetas de toda España y creo que todo llegará. Comprendo el desanimo sobre los jueces de Rodolfo pero nunca me gustó generalizar; todo movimiento, por grande que sea, empieza con un pequeño impulso y este puede ser uno de esos casos. Lo que echo de menos, como aqui se ha comentado ya, es un poco de capacidad de debate. En cuanto alguien menta el franquismo o la guerra civil se arma tanto ruido que ya no se oye nada de lo que dice nadie, deberiamos ser capaces de charlar sobre nuestra historia con la serenidad de la que hacemos gala cuando analizamos la historia de latinoamerica. Este problema no es nuevo, aun nos cuesta asumir que por muy grandes descubridores y navegantes que hayamos tenido algunos se portaron como aunténticos hijos de puta con los indígenas. Mientras no asumamos lo que somos no podremos debatir sobre que queremos ser; en todo caso no pierdo la esperanza, después de todo con poco mas de 33 años somos aun una democracia en pañales por muchos que nos joda.

AnaKarenina dijo...

Rodolfo, por suerte la memoria gana sobre el olvido para algunas cosas. Y ello depende de todos nosotros, hemos aportado nuestro granito de arena.
Como bien dijo Mario, "El olvido esta lleno de memoria"...

Salud!!

Un fuerte Abrazo
Ana

Regina dijo...

Una vez más, Rodolfo, la justicia no está a la altura de los que aún creen en ella.

Aún así, sigo teniendo fe en que un día todo cambiará. Sigo creyendo en ella. Y un día, las personas serán lo primero.

Un beso

Jarillo dijo...

A mi ,y a muchos que conozco, también me había llenado de esperanza.

Sara - a quiémn no tengo el placer de conocer pero cuyas palabras asumo sin ambiguedades- lo ha dicho muy bien y muy claro:
"Independientemente a las decisiones judiciales, hágamos cada uno de nosotros lo posible para que la historia no se borre de nuestra memoria. Que sirva al menos para aprender algo, sobre todo a aquellos que por edad no lo vivimos, para ser capaces de transmitirlo a nuestros hijos, y no dejar que la historia se repita." (sic).

Sembremos semillas,arboles,con placas con nombres y apellidos en nuestros pueblos y ciudades ,en las calles y plazas...e intentemos un gran Bosque de la Memoria .

Cordiales saludos.

Me parsare,con vuestro, permiso, por este blog de vez en cuando: Me gustan los cronopios.


Jarillo, desde el Sur

Anónimo dijo...

Sé que no viene al tema Rodolfo, y también, que hace escasamente que te leo por acá...

Pero me pregunto, si alguna vez has escrito, sobre los luchadores que tienen siempre medio cuerpo metido en la carcel, y el resto, en caja de pino.

Entonces me acuerdo de gente como Marcelino Camacho...Diamantino, etc.

Abrazos.

maria jose dijo...

Estoy bastante de acuerdo con Carlos Felipe.Los represaliados sin sentido y sin razón del franquismo están en todos nosotros.Yo también lo siento así,pero hecho de menos un acto institucional de reconocimiento,de homenaje,que les quite de encima a sus descendientes el estigma de ser hijos,nietos...de represaliados.

Aunque no podamos encontrar sus restos,si desde el Estado se dice que no hicieron nada malo,que su lucha fue legal,mucha gente buena encontraría paz y reconocimiento.

Todavía hoy hay mucha derechona brabucona que se enorgullece de su cruzada y mucha izquierda que agacha la cabeza,cuando debería ser justo al revés.Aún más,deberían,tendrían que pedirnos perdón.

Este tema escuece, y escuece porque las heridas no se han cerrado.Y eso es algo que me parece peligroso.

Un abrazo a todos.

Azul dijo...

Quizá yo soy menos optimista Rodolfo... están consiguiendo que deje de serlo...

Maria del Sur dijo...

http://porsiemprepeumayen.blogspot.com/2008/11/de-vez-en-cuando-la-vida.html

A mi me parecio bellisimo usarlo para semejante cosa.

beso

Andante dijo...

Cuando estás junto a un familiar que tiene en una cuneta a los suyos y está expectante, no importa el tiempo que haya pasado, su cara lo dice todo. Alguno de ellos son sus hijos, incluso la esposa, los nietos...
La cuestión es que reclamar ese mínimo de justicia y reconocimiento es necesario. Lo necesitan, es más, se lo debemos a aquellos que lucharon por lo que era justo y legítimo y que fueron condenados al rechazo y al olvido.
Un mínimo de memoria es necesaria, y cerrar una herida también para poder seguir luchando.
Esas tumbas sin nombre tienen que ser abiertas, porque la verdad tiene que salir a la luz. Ya es la hora de que se rompa tanto silencio.
Salud.

yo mismo dijo...

en clase tenemos un profesor que dice que estos son temas menores, que distraen de los verdaderos problemas, cortinas de humo sobre crisis económicas y cosas por el estilo. a mí, qué quieres que te diga, me parece que para mi abuelo, ya jubilado, es también muy importante saber donde está el cuerpo de su padre, al que no conoció, quizá bastante más que el dinero que tal o cual ha dejado de ganar o los pocos céntimos que haya podido subir la leche en supermercado del barrio.

pero son opiniones... aunque también el dolor de muchos a los que aún no han curado sus heridas.

un abrazo, amigo.