miércoles, 26 de noviembre de 2008

Otra vez

Lo he dicho en alguna otra ocasión y no hay más remedio que repetirlo: La Iglesia, en su afán, por ser la única depositaria de la verdad, entra en contradicciones flagrantes. El cardenal Rouco Varela ha vuelto a atacar la Ley de la memoria Histórica porque, según él, despierta los enfrentamientos entre las dos Españas. Y ha exigido, como virtud cristiana, el olvido.

Lo dice quien ha impulsado la beatificación de 500 beatos, mártires de la Guerra Civil. Parece que ellos no merecen el olvido. Quienes se pusieron al lado del Gobierno legalmente constituido y fueron asesinados, enterrados en fosas ignorados, no merecen ni el recuerdo ni siquiera ser enterrados honrosamente.

Cuesta trabajo no hablar de estas cosas, por más que resulte cansino y aburrido. La hipocresía de la Iglesia, su afán por dividir en buenos y malos a los españoles ni es cristiano ni es, desde luego, humano. Hay palabras que por sí solas reflejan, mejor que las acciones, ese espíritu egoista y excluyente.

¿Merece la pena dedicar más líneas a este asunto? Creo sinceramente que las declaraciones de Rouco Varela se descalifican por sí mismas. Tienen ese aire de santurronería e injusticia tan alejadas del verdadero espíritu de Cristo.

46 comentarios:

yo mismo dijo...

qué bien viene a este texto ese título: otra vez. ¿es que sólo merece la honra después de la muerte una parte de la historia? yo no veo ya dos españas... veo vidas truncadas por el dolor que aún no han sido recompensadas, veo tumbas con nombres escritos que esperan cuerpos perdidos... veo egoísmo, como dices. no veo misericordia.

un abrazo, rodolfo.

Sara dijo...

Quizás sea cierto que este asunto resulte ya cansado, pero no creo que la solución sea dejar de escribir sobre ello. Entre otras muchas cosas, porque ellos, el Sr. Varela, tampoco callará. Y hay muchos dispuestos a escucharles, también a creerle, más todavía si nadie es capaz de recordarle que todavía hay personas que recuerdan...

Un beso siempre, Rodolfo, y gracias por tantas cosas...

Sole dijo...

La cruz y la espada...

Entiendo que la Iglesia siempre a buscado y obtenido un asqueroso afan de poder, repleto de contradicciones que distan muchisimo de lo que pregonaba Cristo

Es que claro, la Iglesia ( dicen) la integran los hombres y como tal, nos tenemos que topar con atrocidades como estas

Creo afortunadamente, que la mayoria de la gente no olvida a aquellos tildados por "malos" o "herejes" segun la Iglesia

Saludos

Thabitha dijo...

Creo que la Iglesia tiene miedo de que removiendo la Memoria Histórica se recuerden las injusticias que cometieron. La Iglesia es experta en sacar a la luz solo lo que les conviene, echando un montón de tierra sobre aquello que no quieren ver ni que se sepa.
Salud!

Mita dijo...

El olvido no es una virtud cristiana. En todo caso, lo sería el perdón.

Besos

CARMEN dijo...

Me duele tanto este tema, Rodolfo.
Me duele, escuchar que solamente los familiares de los "vencidos", somos los que no queremos la reconciliación, cuando, como tú bien sabes, solamente queremos recuperar a los nuestros y un poco, si puede ser, de reconocimiento para ellos, de dignidad. Creo que no es mucho pedir, después de tantos años de injusticias hacia ellos.
Me da igual que beatifiquen a los que ellos quieran, pero a los demás que nos dejen vivir en paz.
Me hace tanto daño este tema, Rodolfo, que me siento incapaz de escribir en mi blog sobre él. No puedo.
Un fuerte abrazo.

Maria del Sur dijo...

La hipocresía de la Iglesia, su afán por dividir en buenos y malos a los españoles ni es cristiano ni es, desde luego, humano.

Creo que resume todos...
y no, nunca fueron humanos...
nunca dijeron algo que entre en la logica basica de cualquiera que razona un poco...
Igual, el problema no es las inhumanidades que dicen, el problema es q tienen mucho eco...
algun dia, alguien me explicará como...
Tanta ceguera...

Carlos Felipe dijo...

Querida Elena:
Ésa Iglesia que hoy 'reza' por el olvido ayer 'pecó' mortalmente. Recordemos, que insisto en que es bueno recordar, que Pío XII ofreció su bendición en abril de 1939 a Franco. Nada más y nada menos que un Papa bendiciendo la sangre y la metralla de los que golpeaban un Estado de derecho. Y voy a citar literalmente, para seguir recordando: "los nobilísimos sentimientos cristianos del dictador" al que llamó "la parte sana del pueblo español". Éste impresentable, en nombre de la fe, felicitó a Franco por entrar en guerra para defender el ideal de la fe". Esto es historia, no es opinión.

Y en 2008 sólo saben lucir la sotana en manifestaciones en pro de la familia y pedir amnesia para todos, una manera inteligente de enterrar la memoria para que olvidemos que un Papa, y sus secuaces, bendijeron la guerra y cada gota de sangre derramada. Claro, fue cuando aquéllas togas se mancharon porque sabían que si no se unían al enemigo rodarían los crucifijos... Y al dictador y al Papa les convenía dicha unión y un 'matrimonio' a ojos de la gracia de Dios...

Jarillo dijo...

Vergüenza ajena siento con estos comportamientos eclesiásticos. Qué lejos del espíritu evangélicos andan estos señores…Sepulcros blanqueados.., en fin..Es lo que hay.

Carlos Felipe dijo...

Y quisiera añadir algo: ¿por qué quedarnos de brazos cruzados si la ley siempre debe de estar por encima de la fe? Es decir, ¿no salieron ellos a la calle para que no se rompiera la familia? ¿Por qué no salir nosotros y organizar una gran marcha para que la Iglesia no nos rompa a nosotros?

lourdes c. dijo...

Estoy de acuerdo en que no deberían pronunciarse en esos términos sobre una cuestión tan delicada, pero reconozcamos que tienen motivos para hablar porque precisamente, tienen mucho que callar y que ocultar. Pero no resulta aún más curioso que en un Estado aconfesional y en pleno siglo XXI, una confesión religiosa valore la crisis económica actual y para más "inri" la achaque a la avaricia de "algunos"?
Deberíamos dejar de ver a la Conferencia Episcopal como representantes de valores religiosos y empezar a verla como lo que es: el órgano directivo de una empresa que además, tiene un gran peso político, económico y mediático.

mera dijo...

A los fabricantes de misterios no les gusta la luz. No merecerían una linea si no fuera porque han sido capaces de nombrar emperadores, exterminar enemigos, mantener guerras eternas, apresar sabios. Hay que contarlo, aunque no todos podamos hacerlo como tú.

Ladrón de Guevara dijo...

Rouco es la viva imagen de la actual iglesia. Decrépita, atrasada, y desde luego alejada de la verdad, la justicia y de lo que ellos mismo pregonan.

Como bien dices, no hay porque dedicar más razones a un individuo que no atiende a ellas.

Luego que la iglesia está mal vista.

un saludo.

federico gauffin dijo...

Lamentable... Pero no sorprende.

Arcángel Mirón dijo...

Estos asuntos cansan, y a la vez no dejan de sorprender. Cuando parece que ya no pueden hacer más cosas ridículas e insultantes, van y las hacen.

Eclipse dijo...

yo admiro a quienes siguen en la lucha, empedernidos, porque hasta a mi me cansa escuchar las mismas cosas siempre, las mismas negativas en base a... qué? no encuentro argumentos, no puedo creer que la iglesia se base en argumentos baratos y de una conveniencia personal y no en los valores que debería promover.
me indigna, me cansa.
y sigo admirando a los luchadores.

Berta dijo...

Rouco Varela no merece ni un hueco más en los diarios. asi solo se le da protagonismo a un personajillo que no merece ni media, por retrógrado. ¿que va a saber de la vida una persona como el que no entiende nada de nada, que esta carente de experiencias, que desconoce lo que es querer a nadie?
Y por lo demás me parece genial que se rescate la memoria, que se le de voz a quienes no la tienen o a quienes se la arrebataron.

Fernanda Barbagallo dijo...

Creo, lamentablemente, que el catolicismo como institución se ha manejado siempre dentro de estas incongruencias. Porque es política y la política hace años ya que ha cambiado los ideales por la conveniencia del poder y del dinero. Los ideales son de los creyentes, no de los representantes y tampoco de los antiguos creyentes que se han convertido en nuevos o actuales representantes. La presidenta argentina y su señor esposo son un claro ejemplo de esto.
Y en lo que se refiere a religión es curioso ver también como la antigua escuela apostólica pierde adeptos. En muchos paises del mundo se está viendo una gran división: la gente de clase media, media-baja o baja (generalizando por supuesto) comienza a asistir a iglesias evangelistas;y la de clase alta o media se está interiorizando en el budismo y doctrinas que se asemejan a él.

No debe ser casual... como casi nada.

Monica Binsou dijo...

Cuantos representan un amor cristiano irreal, absurdo...incoherente...? y dicen hablar de Cristo!!!no puedo imaginarme de otro modo a Cristo en este contexto social(que comparte españa con casi toda latinoamerica),mas que de brazos remangados y con actitud activa procurando la dignidad de los hombres que fueron arrebatados de la vida y tambien de la muerte porque ni descansar en paz pueden...
No dejemos que comentarios desacertados hagan difusa la imagen de Cristo que ciertamente no tiene nada que ver con estas declaraciones...el olvido como virtud cristiana...POR FAVOR!!!
un abrazo rodolfo! siempre un placer leer sus palabras!

Álvaro Dorian Grey dijo...

Esta bien eso del olvido, sobre todo en un aiglesia que lleva 2008 años, jejeje.
Aquellos que piden olvidar son los que tienen la memoria más sucia si no porque olvidar. Mientras que la iglesia le lleva bajo palio, se beneficiaban ellos educando discípulos del régimen.
En fin, has/hemos de seguir escribiendo para que no se borre la memoria y, porque no, salir a la calle si hace falta, ¿no salen ellos?
Saludosy salud

olga 73 dijo...

Rodolfo, sin comentarios.- La Iglesia no avanza siglo tras siglo. Bastante tienen con lo que tienen. Besos. OLGA.

Alicia dijo...

No me sorprende querido Rodolfo. Y lo peor es que me temo que volveremos a hablar de este tema...
mil besos

mariano santiso dijo...

Es curioso como Rouco pide olvido cuando la iglesia lleva 2000 años recordando la muerte de Cristo y su símbolo es el crucifijo

Noray dijo...

“Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”
Rouco siempre juega a ser Dios y César, por una parte argumenta que la actual crisis es debida a los desmanes financieros y especulativos y por otra lanza un órdago, y ya van cientos, contra el gobierno. Este Cardenal, metido a gran empresario, no olvidemos que es el máximo responsable de la Iglesia en España y sigue manejando millones de euros en la sombra, el Jefe de Jiménez Losantos para entendernos, cada vez que abre la boca es para lanzar una pseudoencíclica envenenada. ¿Qué pretende, que sigamos rezando con los ojos mirando al cielo, sin ver a los que están debajo? ¿Acaso quiere seguir entrando bajo palio? Es demasiado patético si no fuera realidad.
La Ley de la Memoria Histórica es quizás la Ley que más falta ha hecho en España, quizás debió haberse aprobado antes. No es de recibo, ni justo, ni humanitario, ni tan siquiera eclesial, que miles de personas continúen bajo tierra en una cuneta o un pozo. Cuando La Iglesia beatificó, a bombo y platillo, a los Mártires de la Guerra Civil, allí estaba él, sentado en primera fila de la Plaza de San Pedro para echar loas e incienso sobre los nuevos Beatos y Santos.

Mejor le iría a Dios si Césares como estos no se dedicaran a hacer política.

Un saludo cordial.

El Tigre de Mompracem dijo...

Querido Rodolfo: El espiritu de Cristo, dices?.
Si Cristo volviera sería lapidado por todos estos césares como bien ha dicho Noray!.
La hipocresía les hará libres?. No era la verdad...
Un abrazo

Andina dijo...

Perdón si PECO de reiterativa, pero te voy a comentar exactamente lo mismo que ayer a ismael:
Olvidarlos sería volverlos a matar en vano.
Olvidarlos sería enterrar su ideales para siempre.
Olvidarlos sería darles la razón y legitimidad a los dictadores.
Olvidarlos sería renunciar a otro mundo posible.
Gracias una vez más.

eva dijo...

Lo he leído y he pensado lo mismo, que hay muertos de 1º y de 2º. Pues no, no se como puede haber alguien que diga que olvidemos eso, yo me olvido de sus "beatos", no de esa pobre gente que a saber donde están enterrada, y su familia no pueden recuperar sus restos. A ellos no los olvido

Un besito

Laura dijo...

Tienes razón. Cuanto más hablan, más se descalifican y dejan al descubierto sus vergüenzas. Por lo que se ve, se desenvuelven bastante bien en democracia, donde se respeta la palabra y la libertad de expresión y manifestación de todos los ciudadanos. Qué contraste, qué incongruencia, qué sé yo...

María de Jesús dijo...

te extrañé estos días que tuve la computadora descompuesta! Vuelvo y comentando tu texto, tu reflexión, a la que apoyo completamente. La Iglesia, siempre del lado de los poderosos y contribuyente a la confusión general en favor de objetivos específicos...santificar a quien más conviene, aunque los verdaderos santos son los mártires anónimos y muchos que luchan a diario con las miserias que dicha Institución no se ocupa de tratar de resolver...vergonzoso

PARA LA LIBERTAD dijo...

Amen, Rodolfo, amen

Lucina dijo...

...tan alejadas del verdadero espíritu de Cristo.

Comparto Rodolfo.
Un beso

Dcamps dijo...

Se me hace difícil creer que haya quien proponga el olvido. Ese señor debería saber que la memoria es la razón por la cual el hombre evita repetir errores del pasado y una de las razones que nos define como seres humanos.
La Iglesia nos invita a recordar la historia continuamente, no entiendo como puede decir que la mejor solución es olvidar.

Saludos.

manuel]cuesta dijo...

El pasado martes fui a ver a Galileo a Luis Ramiro, y cantó allí esta canción armado de su guitarra, no la conocía. Y me pareció una crítica soberbia...

Os la dejo, a propósito de lo que ha comentado Rodolfo, porque deseo compartirla con todos...

La canción, la escribió Luis, poco después de oir unas declaraciones de Rouco contra los homosexuales.

ROUCO VARELA

Monseñor Rouco Varela
Cómo puede usted hablarnos sobre el sexo y el amor
Si no tiene usted experiencia

Cuénteme como supera un desengaño
Como afronta usted un fracaso,
si ha tenido un gatillazo
Confiéseme si alguna vez en noches de luna llena,
Su cuerpo no obedece y se rebela
Monseñor Rouco Varela

Dígame usted qué familia es la normal
Si nunca pudo formar ninguna de ellas
Sin pareja o descendencia cómo puede usted hablar de los demás
Cómo se atreve a juzgar lo que nunca llegó a probar
Ni ha llorado por amor
Ni vivió la sensación de una piel que se estremece con el roce su voz
No se atreva usted a hablarme monseñor

Y hablar, hablar, hablar y no saber de nada
Prefiero mis pecados, a la luz de su ignorancia
Y hablar, hablar, hablar y no saber de nada
Me quedo con la vida terrenal
No creo en cielos de palabras, no creo en cielos de palabras

hada nocturna dijo...

La iglesia... esa gran empresa que trabaja con la fe de muchos. A toda costa. Es necesario hacer lo que sea para un bien propio... el suyo digo, no el de sus fieles seguidores.Y con eso, dictaminar lo que más les conviene. (A ellos, està claro). No és nuevo que la han cagado hasta la saciedad. Que existen miles de contradiciones entre lo que proclaman y sus hechos. Y olvidar aquello que els puede ser perjudicial, es una gran manera de mantener su imagen "limpia". Desgraciadamente, siempre habrá quien les de la razón... no creo que la cosa cambie ahora. No olvidemos nuestro pasado, y nunca olvidemos a aquellos que en algún lugar, buscan la paz.

Un beso desde Barcelona

Anónimo dijo...

De acuerdo contigo. Para este señor, como para muchas personas, hay gente de "primera" y gente de "segunda" que ni siquiera merece recuerdo, triste.Felicito tu buen discernimiento,y la frase final: no tiene el Espiritu de Cristo, porque Este no hace acepción de personas... Besos y no vale la pena más palabras.ANA

Regina dijo...

Me dejan perpleja algunas declaraciones de este hombre:

"A juicio del también cardenal arzobispo de Madrid, este olvido es lo que puede llamarse «una auténtica y sana purificación de la memoria». Y es que, subrayó el presidente del Episcopado, «a los jóvenes hay que liberarlos, en cuanto sea posible, de los lastres del pasado»."

Cuando pase el milano dijo...

Rodolfo: en primer lugar, mis respetos. Te oí anoche en Radio Nacional con el "ínclito" - por llamarle de algún modo - Miguel Angel Rodríguez. Y, por primera vez, entendí a Ana Botella. Es verdad, no se pueden mezclar peras con manzanas. Por dios, qué cansino de individuo.
En cuanto al tema del post, me permito añadir una información de hoy mismo. ¡Qué cruz!
http://www.publico.es/estaticos/pdf/27112008.pdf

César dijo...

Olvidar es deshonrar a los que lucharón por hacer de este un mundo un poco mas justo. A los que defendierón un gobierno legalmente constituido. Olvidar es indultar al carnicero y su sombra, es entender que todos no somos iguales ante la ley. Cada cual es libre de pensar lo que quiera, pero aquellos heroes deben ser recordados.

maría jose dijo...

Yo no me canso de reivindicar la justicia y el reconocimiento para los que perdieron su vida tan injustamente y dejaron con eso marcados a los que se quedaron aquí.Los vencedores ejercieron como tales y practicaron depuraciones crueles durante años.Por eso este tema duele tanto,porque fue mucho más alla del año 39.

No me canso de reivindicar justicia y reconocimiento pero sí me hastía hablar de ese señor que será de todo menos un buen cristiano,y eso que es el máximo representante de la iglesia española.¿O tal vez por eso?Porque la iglesia como institución,siempre está lejos del pueblo.

Helena dijo...

La iglesia siempre ha estado y siempre estará del mismo lado. Da igual el tiempo que pase o lo que se empeñen en negarlo.

Pero bueno, por suerte ya cada vez menos gente cree en su discurso.
Con suerte, cada día serán menos...

Un abrazo

U.B dijo...

Realmente, ellos lo están pagando, y lo pagarán, porque la gente joven les ignora, y cuando desaparezcan las generaciones educadas por el miedo, no quedará ni uno que siga su gran absurdo.
O se modernizan un buen día y salen de sus despachos para descubrir el mundo real o se les va el negocio al garete. La Iglesia es, precisamente, quien menos ha comprendido las enseñanzas cristianas.

Sebas dijo...

Bueno rodolfo, solo decirte que no tengo palabras para explicarte cuanto influyes en mi. Dios te siga llenando de esa sabiduria que nos acaricia el alma. Gracias por todos esos versos maravillosos y por enseñarnos tus ideales que por cierto los creo muy tangibles. un abrazo y si me lo permite le dire; querido amigo.

Enana dijo...

Buenas,después de leer todos los comentarios y la entrada de Rodolfo quería, al contrario que todos, decir algo más..que sigue a las palabras de " olvido " del Cardenal Rouco Varela..
Nombra el olvido NO como ignorancia sino como una forma de: cultivar el "espíritu de reconciliación, sacrificado y generoso". Es decir buscar en el olvido la paz entre los españoles..no la division..Pero bueno siempre se le puede sacar punta a todo y cada uno puede interpretar como quiera sus palabras..así que ésta es mi interpretación..nos llama al perdón..a una fraternidad completa..a no volver a enemistar a la gente que ahora es amiga..porq al igual q vosotros sacais punta a cosas de la iglesia, también habrá gente que retomará sentimientos de odio y de oposición al hablar de los fallecidos por la Guerra.
También quería añadir que es cierto que la inglesia parece que mengüa en numero de personas..pero lo que está claro esq si alguien está hoy en dia es porque quiere y no porq le obligan, así que ganamos en calidad.
Decir también que hay millones de jóvenes creyentes, cristianos católicos que creen en la Iglesia como Madre y en Dios como padre...y en Cristo como intercesor nuestro..hace poco escuché decir a un cura que él cree que el infierno no existe porq el amor de Dios es tan grande que no nos condenaría al infierno..actualmente no se les habla a los niños en catequesis de comunion del infierno como tal..como lugar en las profundidades..sino se les habla de su vida real..del infierno en el día a día..cuando no estás cerca de Jesús...
La Iglesia está formada por cristianos..por personas y como tal tiene una cara bonita..pero también tiene su parte fea..sus pecados que son los nuestros..la Igleia es santa pero tb ha sido y es pecadora..por eso ha hecho lo que hizo durante la Guerra Civil y durante la histora ( Inquisicion etc..) .. el Papa Juan Palblo II pidió perdon solemne en nombre de la Iglesia por todo lo ocurrido, así de ese modo todos lo pedimos..que para muchos eso no arregla nada..pero bueno son pasos que se van dando, y cada dia la Iglesia está en el lugar que le toca poco a poco..
Os invito a conocer todas las partes de la iglesia porq se hacen muchisimas cosas beneficiosas para la gente...Un saludo.

*GEORGINA* dijo...

La iglersia dogmatica y tendenciosa a el prejuicio ... siempre fue y será---

...ser catolico y ser creyente (incluso cristiano) no es lo mismo...

yo ya pase de todo...

Saludos cordiales Rodolfo...
un fierte abrazo.
Georgina

Alberto López Cordero dijo...

A los judíos de Roma los habían detenido dos meses antes. A las cinco y media de la mañana del 16 de octubre de 1943, más de trescientos alemanes asaltaron el gueto en medio de una lluvia torrencial: eran policías de las SS, junto con una unidad de las Calaveras de la Waffen SS. Fueron casa por casa, sacaron a los judíos de las camas y los hicieron subir a los camiones. Luego los llevaron a un centro de detención provisional en los cuarteles del Colegio Militare, a poco menos de un kilómetro del Vaticano. A pesar de la horrible naturaleza de su trabajo aquella noche, algunos de los hombres de las SS querían ver la cúpula de la gran basílica, así que el convoy cambió su ruta. Mientras pasaban por la plaza de San Pedro, los aterrorizados judíos suplicaron al papa Pío XII desde los camiones que los salvara. Todos los testimonios sugieren que el pontífice sabía muy bien lo que estaba sucediendo en el gueto aquella mañana. Después de todo, estaba pasando delante mismo de sus ventanas. Pero no levantó ni un solo dedo para ayudarlos.
Daniel Silva (El confesor)

Es sólo un pequeño ejemplo, Rodolfo. El discurso de este tipo en nada se diferecia a la actitud de sus antecesores en Roma en la segunda Guerra Mundial.
Lo que deberían tener es un poquito de magnanimidad y predicar con el ejemplo, aunque lo que predican cada vez convence menos. Un abrazo.

Andante dijo...

Tenemos que olvidar lo que ellos quieren y recordar lo que les de la "real" gana.

¡Pues no!. La memoria no puede ser una memoria de peces. Y la memoria va haciendo la historia. No olvidamos, porque no queremos, primero, y por que estamos en nuestro derecho.

También dijo hace unos días este señor que si la mayoría quiere crucifijos en las aulas, pues que la minoría tiene que ser tolerante. ¿Porqué siempre la tolerancia ha de ser unilateral?
Que más parecía querer decir, que esa minoría se "j..." bueno, seremos más sutiles, se fastidie.

Por cierto. Ayer hubo manifestación de CGT en Valladolid. "Por el mantenimiento del tejido industrial, por un ferrocarril público, social, sostenible."

Una de las consignas era "Menos crucifijos y más trabajo fijo". Otra era "La crisis de los ricos, que la paguen ellos". Aunque lamentablemente para paganos ya está el resto.

Un saludo.