miércoles, 17 de octubre de 2007

Los líderes

No vi completo el programa: Tengo una pregunta para usted. Pero lo que vi, me gustó. Primero, porque me pareció ágil y fresco y porque muchos periodistas deberían fijarse en las preguntas que la gente de la calle hace a los políticos. En su mayoría, al menos en lo que , eran preguntas acertadas que reflejan muy bien lo que la gente quiere saber, lo que preocupa al hombre de la calle.

En periodismo, los periodistas, mejor dicho, demasiadas veces, nos creemos capaces de interpretar al ciudadano de a pie. Pensamos que somos los únicos que realmente estamos facultados para interpretar las preocupaciones de la ciudadanía. Y, luego, resulta que no es así. Ayer me pareció que quienes preguntaban lo hacían desde la certeza que lo que estaban haciendo era importante. Y, sin énfasis absurdos, planteaban sus dudas a unos políticos que supieron, en general, estar a la altura de las circunstancias.

Siempre he creído en los medios públicos y en su labor por encima de audiencias e intereses parecidos. Siempre he creído que los objetivos de una radio o una televisión pública deben ir orientados a poner sobre la mesa aquellas cuestiones que interesan y sirven a quienes pagamos su existencia. Pero es que, además, ayer la audiencia fue alta. Muy alta. lo que parece demostrar que no es necesario gastarse un dineral o rebuscar en la basura para construir un programa de interés social.

No analizaré a cada uno de los líderes que ayer se sometieron a las preguntas de ese pueblo con hambre de conocer. No vi, ya digo, el programa entero, pero por lo que vi me pareció que los tres (Gaspar Llamazares, IU; Carod Rovira , ER, y Durán LLeida, CiU) mostraban un rostro mucho más humano y cercano que aquel al que nos tienen acostumbrados en sus comparecencias públicas, cuando hablan desde la torre lejana de la política.

No está mal que, de vez en cuando, sepamos o intuyamos cómo piensan de verdad nuestros líderes.

6 comentarios:

Paseando por tu nube dijo...

Vaya, está visto que he castigado la TV en mala época (o no), tendré que volver a conectarla y mira que me dá pena, está tan bonita así apagada, ademas ahora me sirve de espejo y que quieres, me gusta mas.

Siento no poder opinar sobre el programa que citas, y la verdad me parece todo un lujo que todavía se pueda salvar de la pira algúno.

Un beso Rodolfo

Azul78 dijo...

He de reconocer que sólo vi parte, la tv y yo, no somos demasiado aliadas en los ultimos años...

Creo sinceramente que los políticos deberían estar más cerca de la gente, deberían someterse a más preguntas y críticas de la gente... porque a menudo tengo la sensación, de que viven en su mundo, que para colmo, se ve poco influido por el nuestro... aunque eso si, sus decisiones si nos influyen a nosotros...

Pienso que la política se distanció demasiado de la vida de a pie, pero en fin, seguramente es solo mi interpretación...

Un saludo

Margarida dijo...

Otra que no vio el programa...pero ya me dijeron que estuvo muy bien. Los políticos...que decir! Allí no les quedará más remedio que intentar ser ellos. No están dando un mítin de masas, están frente a frente con la ciudadanía y aunque sólo sea de vez en cuando, que menos que mostrarse más humanos. Besos, Rodolfo.

Javi dijo...

Yo tampoco vi el programa entero pero el trozo que vi la verdad es que me gusto bastante, aunque cabe comentar que aunque si bien es cierto lo que dice Rodolfo cuando comenta que "tenían un rostro mucho más humano y cercano" tambien es cierto que en muchas preguntas no contestaban lo que les preguntaban los ciudadanos, en algún caso incluso el ciudadano tenía que volver a formular su pregunta alegando que no se la había respondido, pero en general mi valoración es bastante positiva
-Javi-

Alicia dijo...

Yo si vi el programa, y también me gustó. Sobre todo el tono en el que se habló. La participación más interesante para mi fue la de Carod Rovira, que hizo una reflexion que me pareció como poco interesante: dijo que no encontraba ningun interes del pueblo español por la cultura catalana (sobre todo por la lengua catalana), entonces, se preguntaba por que los catalanes iban a tener algun interés por España.Me pareció interesante, no sé.
Y en contrapunto, durante los anuncios puse telemadrid con un debate sobre la memoria historica... todo un ejemplo de incultura, de mala educación y de un interés absurdo por buscarles tres pies al gato en leyes tan globales y sensatas como esta. que pena.
Un abrazo Rodolfo.

Eclipse dijo...

Imposible ver el programa desde este paisito... pero entiendo a lo que te refieres. A mi a veces me preocupan ciertos personajes de por aquí, que son más "caras lindas" que periodistas y confunden periodismo de opinión o de investigación, con estar conduciendo un programa y recolectando datos ya existentes para transmitirlos, con un toque algo personal (y hasta insultante hacia el común de la gente) a una audiencia que se sabe tiene sed de "escándalos" o cosas nuevas.
No soy periodista, pero mi carrera también incluye en algo el comunicar y, en mi humildísima opinión,
estos nuevos paradigmas hacen tambalear muchas cuestiones éticas sobre el manejo de la información y el rol social del periodismo. Ojalá en ese tambalear se pueda inclinar la balanza hacia el pueblo.
Desde la capital más austral, un saludo para ti, Rodolfo.