miércoles, 10 de octubre de 2007

Más mártires

A mí no me parece mal que la Iglesia beatifique a 428 personas que murieron durante la guerra civil como consecuencia, dicen, de la persecución religiosa. Estoy contra estas muertes como estoy contra cualquier otra. Y si fue por sus creencias, mi censura es total. Todo el mundo tiene derecho a defender sus creencias y a ser respetado por ellas.

Así que la Iglesia está en su derecho a declarar beatos, santos o bienaventurados a quienes desde el seno de esa Iglesia murieron por ello. Me duele, sin embargo, que esa misma Iglesia haya olvidado a quienes por defender otras creencias fueron también muertos, asesinados, perseguidos. Me duele que esa misma Iglesia colaborara con un régimen de represión y muerte.

Me duele esa foto de los obispos con el brazo levantado, saludando al dictador que firmaba penas de muerte mientras tomaba chocolate con picatostes. Me duele que durante tantos años esa misma Iglesia haya ignorado a tantos muertos que no cometieron más delito que el servir a un Gobierno legalmente constituido. Me duele que esa misma Iglesia haya mantenido un ominoso silencio sobre la injusticia y el dolor.

Me duele que esa misma Iglesia haya bendecido armas de destrucción, haya celebrado Te Deums y misas solemnes para conmemorar rebeliones y victorias sobre el dolor y la sangre. Me duele que hayan considerado sólo suyos a los muertos por la persecución religiosa y hayan aplaudido los fusilamientos del bando contrario. Me duele que en las cárceles, como en la de Ocaña, existiera el tristemente célebre "Cura Verdugo" que daba el tiro de gracia a los ajusticiados.

Sólo me duele eso. Lo de más, el que beatifiquen, santifiquen y glorifiquen a los suyos -aunque yo comparta el rechazo ante cualquier muerte- me parece un asunto interno de la Iglesia. Tienen perfecto derecho, dentro de sus creencias y sus ritos, a plasmarlas en actos solemnes. Allá cada uno con su conciencia.

Por cierto, acabo de leer que ha sido condenado a cadena perpetua Christian von Wernich, un cura argentino que colaboró con la dictadura en la brutal represión que se produjo en aquel país. La sentencia dice que fue "coautor y complice necesario" en el asesinato de siete presos políticos, 42 secuestros y 31 casos de tortura. Sin comentarios.

18 comentarios:

txilibrin dijo...

Yo lo que veo es que se arriman al árbol que más sombra da, la verdad.
Mucho predican delante del altar, pero mejor que prediquen ellos con el ejemplo...

L.K.M.L dijo...

Tiene mucha razon, demasiada diria Yo.

Es verdad, y nunca me habia detenido para verlo. La Iglesia suele venerar, gloficar y santificar a aquellos martires defensores de su fe, pero... ¿y los demas? ¿todas las victimas de la inquisicion? ¿los judios,musulmanes y de otras creencias que murieron a manos de la iglesia? ¿Acaso basta con un "perdon" pronunciado por un Sumo Pontifice?...

De cierto modo lo que Usted dice es verdad existen muchos martires a los que la Iglesia nunca reconocera.

Sinceramente muchas gracias por pasar por mi Blog, se lo agradezco de corazón.

Un cordial saludo desde Sinaloa, México.

Bea dijo...

Después de estudiar dos años de Publicidad...creo que la Iglesia es una empresa más,su campaña de márketing ha sido contundente y ha durado demasiado, quizá por ello consiguió vendernos unas máximas que se quedan las más de las veces en eso, mentiras para captar "clientela".

En mi opinión la religión, la fe, debería estar lejos del poder político institucionalizado y en España...en fin. Que cada uno construya sus propios valores y que no deje que los guías espirituales se conviertan en vendedores de enciclopedias.

Anónimo dijo...

Pero si vivimos en un Estado laico, ¿qué más da lo que diga la Iglesia? Quien quiera seguirla que la siga, y quien no, pues que no lo haga. Francamente, si a mi me hubieran fusilado en la Guerra Civil, bien como cura, o como republicano..., por uno u otro bando, es igual. ¿Qué me iba a importar a mí que me anularan la sentencia de muerte que me dictó
el régimen franquista o que la Santa Madre Iglesia me canonizara? ¿Ya por eso voy a ser más digno? ¿Ahora que estoy bajo tierra?. Las
cosas, decía mi abuela, hay que hacerlas a otro cuando se está en vida. Lo veo absurdo en mi opinión. Si hoy en día ponemos en una balanza los ideales republicanos en un lado, y los nacionales en otro, la balanza se decantaría claramente hacia el lado republicano, afortunadamente. Si, ya sé que hay Monarquía, pero es Parlamentaria, sí ya sé que no está la bandera tricolor, pero tampoco está la del águila.
No sé, pienso que si fuera un abuelo de aquellos y me asomara un poquito a la Tierra a ver cómo va esto, lo que realmente me preocuparía es que mis nietos tuvieran un salario mínimo interprofesional ridículo, un contrato laboral precario, que no tuvieran seguridad en su puesto de trabajo, que mi nieta estuviera indefensa ante el asesino de su marido, que las “coleguis” que aún quedan sufran el acoso de las inmobiliarias. Que los jóvenes tengan hipotecas a 50 años, pisos de 30 metros y trabajos que nada tienen que ver con lo que han estudiado etc etc.
No sé, el día que una bandera dé de comer al pueblo, igual pienso de otra manera. Pero por el momento, que cada uno ondee la que quiera, cuando quiera y como quiera. Y si el ponerle letra al himno es porque los deportistas españoles no cantan como los del resto de otros países, esto ya me supera. A ver si va a resultar que sólo los deportistas son españoles. ¿Acaso no se ha dicho siempre que Spain is different? A ver si también nos suben los sueldos y nos los ponen a la altura de Alemania o Inglaterra.
Saludos para el Sr. Serrano, que me encanta como escribe. Y de paso le da usted un tironcillo de orejas a Cambalache, que nos ha dejado sin blog. jajaja

txilibrin dijo...

Eso, dígale a cambalache que le echaremos de menos :(

Sun dijo...

He leído el comentario de Bea, y estoy totalmente de acuerdo que la Iglesia es la mayor y más antigua empresa que hay, una verguenza. Es mi segundo año en publicidad y cierto es que te abre un poco la visión de todo.
www.persistencia-sun.blogspot.com

Saludos Sr Rodolfo

Margarita dijo...

Aqui en mi país se escondió el cura genocida, en un tranquilo balneario de clase media, bajo una identidad falsa, predicando con un cinismo descarado.

saludos desde Chile

CARMEN dijo...

Esta iglesia que siempre nos sorprende. Y lo peor de todo no es la beatificacion de los 428 martires, lo peor es que la iglesia que esta en construccion en la zona de la ciudad de las ciencias de Valencia, se la van a dedicar a ellos, por deseo del arzobispo de la ciudad, le van a colocar una gran placa con el nombre de los 428 beatos.
Y digo yo, que volvemos a los viejos tiempos.Sera que todo lo malo siempre vuelve.
Un saludo.

Azul78 dijo...

A mi me duele que para ellos el fin, siempre justifique los medios... SU fin, siempre los justifica...

A mi me duele que ni si quiera pidan disculpas por sus errores, atropellos y tropelías (ni hablar ya de los crímenes)...

Si algo me ofendió toda mi vida, fue a los que cumplen el "a dios rogando y con el mazo dando"... y es que son tantos...

Un saludo

P.D: ah... tampoco me gusta su victimismo... hay muchos perseguidos en la historia... y ellos aparecen más a menudo como perseguidores, pero creo que tienen memoria selectiva...

Alicia dijo...

si despues de lo de las madres solteras... esta gente a mi ya no me sorprende, siempre mirando en la misa dirección, y eso que dtodos somos hijos de Dios...ja!!

Romano dijo...

Dejo este link que salio en un periodico de Bs As donde la Iglesia todaia no castigo a Von Wernich.Sin comentarios

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-92809-2007-10-11.html

Saludos Rodolfo

Fernando Sarría dijo...

esto es una rueda que mueven siempre...ellos van para atrás...abrazos.

Paseando por tu nube dijo...

Querido amigo, estoy de acuerdo con todas y cada una de tus palabras que tanta verdad encierran, a las que no hay que añadir ni una coma.

Por fin, conseguí entrada para ver a Ismael en el concierto que dará en Alcobendas (23 enero), espero saludarte en esa ocasión, no seas perezoso que será a una muy buena hora para nosotros.

Un beso Rodolfo

UB dijo...

La Iglesia pierde la credibilidad por hechos como estos. Ellos verán. Pero igual si hace años me hubiera topado con agrupaciones tan modernas y avanzadas como Somos Iglesia (¿lo conoces, Rodolfo, http://www.somosiglesia.net/)ahora yo no sería agnóstica. Me temo que me pilla ya un poco tarde...

Cambalache dijo...

El señor Serrano me dio el tironcillo de orejas solicitado y he vuelto de inmediato. Siempre a sus órdenes. Muchas gracias a todos. Seguro que a los dos nos gustaría mucho compartir con vosotros los vinos que tenemos la suerte de compartir entre nosotros. Saludos

Anónimo dijo...

Me alegra que el Sr Serrano cumpliera la orden. Y sobre todo que el tironcillo surtiera efecto. El tirón, desde luego, ha debido de dolerte Cambalache, porque para mi sorpresa acabo de verte en tu blog bastante, bastante rejuvenecido. Eso es un lifting y lo demás son tonterías. :)
P.D.: Quien a España vino y no se tomó un vino con Rodolfo y con Germán, ¿a qué vino?.... tomamos nota, tomamos nota. Saluditos.

Piluchi dijo...

A mi siempre me ha dolido que haya muertos de primera y muertos de segunda... Siempre me ha dolido que algunos muertos se merezcan memoria y respeto y otros sin embargo pasen sin pena ni gloria... Siempre me ha dolido que unas muertes estén justificadas y otras no, porque para mi ambos bandos de muertos estaban igual de injustificados... Siempre me ha dolido que la memoria selectiva de algunos les haya hecho olvidar que esos "rojos" también tenian familia, amigos, y que también luchaban por lo que creían... Como me duele que aún hoy esa memoria selectiva que amparan en su Dios no les deje ver que todos los muertos se merecen el mismo respeto...

Un abrazo Rodolfo...

Christian dijo...

Gustavo Gutiérrez dice que es fácil saber quiénes son los pobres, sólo basta un ejemplo. Veamos, nota de prensa: "en un accidente automovilístico en el interior del país, murieron el padre Gonzalo Martínez y tres campesinos". Los pobres no tienen nombre... nos recuerda Gustavo... uno de los padres de la Teología de la Liberación.

En América Latina hay mucho que no olvidamos que es la Misión la que tiene una y muchas iglesias y no al revés. Algunos sí tuvimos la oportunidad de encontrar entre algunos católicos la esperanza de Jesús y de Buda y de Mahoma y de Ghandi y tantos otros... En medio del sufrimiento de las dictaduras, de las injusticias también hubo jerarquías que aplaudieron dictadores y lo siguen haciendo... pero muchos, muchos se fueron a la población y vivieron y murieron en la pobreza... y el pueblo los ha hecho ya santos, aún cuando la jerarquía probablemente nunca lo hará. Curas, monjas, laicos, no creyentes que siguen iluminando la esperanza de los pobres sin nombre.

De hecho, la tradición más profunda de la iglesia católica funciona al revés. No es el Papa quien decide quién es santo o no, él sólo ratifica a auqellos a quienes el pueblo ya venera... Así que no se preocupen amigos creyentes o no creyentes, a la larga, siempre es el pueblo quien decide, los pobres sin nombre.

Un abrazo desde Chile...