lunes, 15 de octubre de 2007

Un hombre toma café

Tomaba el café solo y en silencio

en su rostro tenía

grabado a fuego lento

constelaciones de todos

los hemisferios conocidos.


Tal vez había una vida aventurera

en ese corazón que adivinaba

latiendo lentamente y asustado.


Era la soledad hecha pedazos

como alguien escribiera. Pero era

un hombre en un lugar desconocido.

Maldiciendo una vida que escapaba.

12 comentarios:

Igone dijo...

Lo que tiene la red...Navegas aburrida una mañana de lunes de trabajo y te encuentras el blog del aita de Ismael Serano, y casualmente yo hoy, hablando de el en mi blog...

Aurrera (Ánimo) a los dos... Al padre por sus letras y al hijo por sus acordes y sus canciones... Y esperemos que borde el concierto de Bilbao del 27, que es la única oportunidad que va a tener una de verle en esta temporada...pero vamos, estoy convencida de que lo hará.

Ánimo.

Virginia dijo...

Qué tremenda tristeza me ha entrado, Rodolfo...! "...toca otra vez, viejo perdedor, haces que me sienta bien..." Un abrazo

txilibrin dijo...

Otra vasca por aquí, así da gusto :D

Rodolfo, al final un día me escapo y os busco por la latina a cambalache y a ti para que me firmeis sendos libros. Y me inviteis a un vino.

Increíble.

Javi dijo...

Yo estoy con txilibrin el día menos pensado voy a verte para que me dediques la "La españa de cuentame" y espero que tengas a bien en dejarte invitar a unos vinos pues yo estoy encantado de hacerlo
Un abrazo
-javi-

Fernando Sarría dijo...

No sé si todas estas soledades pueden redimirnos de la vida...acaso saber que nada nos espera haga que el café sea más amargo pero quizá encontrarnos con la verdad también tenga su punto de dulzura..abrazos.

Paseando por tu nube dijo...

Rodolfo, a veces consigues que tus poesias sean el reflejo que veo en el cristal de mi vaso de café.
Un beso, amigo

Piluchi dijo...

Nunca dejará de sorprenderme como algunas personas, en este caso tú, tienen la capacidad de conseguir que me vea reflejada en palabras que no escribí yo sobre mi misma... pero que perfectamente podían haber sido escritas para mi...

Llámame rara, pero me resulta fácil encontrar un poco de mi en muchas de las cosas que escribes... Y cuando pasan estas cosas me hace pensar que en realidad las personas no somos tan distintas... quizás la mayoría vivimos historias parecidas... sentimientos semejantes... o quizás es sólo que cada cual sabe sentir lo que lee en función de lo que necesita...

Por cierto, en tu anterior entrada no dejé comentarios... pero me pareció algo precioso lo que escribiste... A veces crees que no queda nada de la otra persona en ti... y sin embargo queda tanto...

Un beso Rodolfo... es un verdadero placer leerte...

CARMEN dijo...

Me gusta entrar en su blog y encontrar una poesia. Me gustan sus poesias. Creo que me he hecho adicta a ellas, como a las canciones de su hijo Ismael.
Espero y deseo que nos regale muchas mas.
Un saludo

Marta dijo...

" Maldiciendo una vida que se escapa"...A mi me ha costado tiempo darme cuenta de la velocidad( real) del paso del tiempo...Te subes a la rutina y de vez en cuando bajas en alguna estación pero eso si tan sólo unos minutos... porque las prisas, los compromisos, las citas de tu agenda no pueden esperar...Aisss...

pd:el poema anterior realmente me emocionó...no me atreví a poner comentario porque remueve en mi ciertas cosillas...Gracias por compartirlo.

Ariel Bujeiro dijo...

Felicitaciones Rodolfo, siempre empiezo la mañana leyéndote

UB dijo...

Eres un gran observador de la gente, Rodolfo.

joRdiX dijo...

Sin palabras Rodolfo, ojalá lo hubiera escrito.
http://habitacioarles.blogspot.com/