jueves, 25 de octubre de 2007

Violencia

No he querido escribir sobre la brutalidad que las cámaras del tren de Barcelona grabaron para nuestra vergüenza. Quería dejar pasar unos días e intentar, con la distancia, analizar esos hechos. Las imágenes del joven descargando patadas y bofetadas sobre una niña de 16 años es la dolorosa demostración de que habitamos en una sociedad violenta, cruel e intolerante.

No voy a cargar las tintas sobre el asustado muchacho que, en el mismo vagón, volvía la cabeza para otro lado, seguramente rezando en voz baja para que no se fijaran en él. Me duele la angustia de esa niña, su miedo. Y me duele, sobre todo, que, en unos días, cuando haya dejado de tener interés mediático olvidemos hasta otra que estamos en un país donde la chulería, la prepotencia y la crueldad campan a sus anchas.

Casi el mismo día un estudiante resultaba muerto al intentar defender a otra joven agredida por su novio. En esta ocasión había numerosas personas viéndolo todo. Tampoco intervino nadie. Terrible país éste en el que el miedo nos agarrota a todos, en el que el temor nos sujeta los brazos, nos apaga la voz.

No entraré en si se trata de un ataque racista o no. Me da igual que la chica fuera ecuatoriana, magrebí o española. Lo tremendo del caso es la violencia con que un crío de 20 años arremete, sin razón alguna, contra un ser humano indefenso y desvalido.

Habrá mañana nuevas agresiones. Y algunas las grabarán las cámaras. Otras quedarán en la impunidad de la ignorancia. Habrá jueces que no enviarán a la cárcel a los autores de la agresión y fiscales que no considerarán necesaria su presencia. El joven había pasado ya por la cárcel por el robo de un móvil, según dicen. Da lo mismo. ¿Es que la Justicia considera mayor delito el robo de un teléfono que las agresiones a una menor?

Yo no sé si la solución es enviar a la cárcel a un desgraciado que se cree más hombre imponiendo su fuerza y que, además, ha conseguido sus minutos de gloria en televisión, cobrando por aparecer ante las cámaras. Cuentan que pidió y consiguió 1.000 euros por salir hablando de su hazaña.

Y otra cosa: Leo que el Gobierno español ha ofrecido a la familia de la niña dinero para volver a Ecuador. Debe tratarse de un error. La solución no está en que una emigrante agredida se vaya del país. El Gobierno español debe hacer todo lo contrario: ofrecerla apoyo y asistencia, demostrándola que éste es también su país, que no consentirá nunca que la vuelvan a maltratar, que se la quiere y se la respeta, que se la valora tanto que no queremos que huya de España.

13 comentarios:

Margarida dijo...

La verdad, que son muchas las formas de violencia, porque aunque se ha hablado de violencia racista, pero también está la "machista" y, si me descuido, el maltrato infantil...¡es muy fuerte!. Coincido contigo en la impasividad de la gente. Yo conociéndome, intuyo que me tiraría a por todas aún arriesgándome a ser yo la siguiente pero esas cosas hacen que me hierva la sangre y pierda el control...¡en fin! que pinta muy mal todo esto. Esperemos que no se produzca un efecto expansivo.

Manuel Cuesta dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Rodolfo. Lo que más me fastidió y me dolió de todo este asunto, es que el tipo apareciese antes los medios, ante las cámaras de televisión, con esa actitud altiva, chulesca. Tratando de justificar la agresión con frases como "Se me fue la olla" o "la culpa fue que iba borracho".

Este miserable debe de ser castigado por lastimar a una persona desvalida, por agredir a alguien, como bien dices, independientemente de la procedencia de esta persona.

En cuanto a intervenir para evitar la agresión, entiendo que no todos los individuos están hechos de la misma pasta, eso va con la personalidad de cada uno. Ahora quizá es fácil hablar de lo que uno hubiese hecho o no, hay que verse en la situación. Es en esos momentos, justo en esos momentos, donde se mide al ciudadano en valiente, cobarde o temerario. Y si la historia termina siendo un héroe por evitar una agresión, otra víctima por salir afectado o un cobarde por no hacer nada.

En cualquier caso, hacemos bien en dejar pasar los días para poder sacar conclusiones. Sobre todo cuando los medios le han dado tanta importancia y han dado un carácter sensacionalista a la noticia.

Un fuerte abrazo,

Anónimo dijo...

Si por grave y deficiente que sea la administracion de justicia en nuestro país, aun peor es como se traslada la información concerniente a dicho defict a la sociedad.Pasamos de defender el criterio de que la prision provisional es el último recurso represivo que debe adoptar un juez en aras del consagrado principo de presuncion de inocencia a actuciones ejemplarizantes no se para quien ni para que. Pregunto ¿que pasara´con los jueces implicados en la falta de diligencia en la emision de la orden de detencion internacional del supuesto asesino de la muchaha de bellavista-sevilla? ¿como es posible que un asunto de inhibición judicial permita que el sujeto en cuestion se encuentre en paradero desconocido cuando fuwe loicalizado por la policia argentina en un hotel?

Bf dijo...

Hola a tod@s:
Comparto la mayoría de las cosas que comentais respecto a este caso de violencia desmesurada( ¿ que violencia no resulta desmesurada?). Sin embargo, no salgo de mi asombro cuando este mediodia he visto un titular en las noticias que decía "Laman a declarar al "cobarde". ¿Cobarde? ¿ cobarde aquel que baja la mirada de terror? ¿ cobarde el chico argentino que no quería ser golpeado?.....A mi personalmente estas afirmaciones gratuitas, este afán de etiquetarlo todo me enciende la sangre.
Me da vergüenza el sistema de este país y la gente arrogante que habita en él, como también la inmovilidad ante algo injusto.

Un saludo.

Javi dijo...

Ayer por la tarde, viendo un programa de estos sensacionalistas en antena 3 donde va la gente a contar sus penas, salió el caso de una madre que llevó a su hijo al programa para pedirle o más bien suplicarle que por favor se comportará como es debido y dejara de insultarla y bejarla.
El caso, es que cuando la presentadora le explicó al joven el motivo de su aparición en el programa, el chico se puso agresivo y arremetió contra todo el mundo amenanzando a la madre y llendose del plato de malas maneras.
Si eso es lo que hace cuando le están viendo millones de personas no quiero ni pensar que hara cuando esté en su casa solo con su madre....

He explicado esta anecdota para decir que el caso de la violencia juvenil por desgracia esta presente en todos los ambitos y por desgracia yo creo que hoy en dia pasa mucho más de lo que conocemos por los medios de comunicación.

Con respeto al tema del gobierno espero y deseo que se trate de un error porque me parece de muy mal gusto lo que explica Rodolfo.

Un abrazo
-javi-

carmen dijo...

me impresiono mucho el ataque que ese energumeno hizo contra la chica, pero mas aun me impresiono leer la "amistosa" propuesta de las autoridades españolas para con la joven ecuatoriana... es que me parece que justifican al tipo salvaje este...Este caso salio a la luz porque fue grabado pero habra cientos de ejemplos de discriminacion...Que verguenza que exista tanta ignorancia como para seguir creyendo que un ser humano tiene supremacia sobre otro por su procedencia. A este tipejo debieran darle encima de un proceso judicial unas clases de historia para que se entere de las razones por las cuales tantos latinoamericanos han tenido que ir a hacer vida a España.
Disculpen la descarga, pero este tema me hace hervir la sangre.
una latinoamericana mas

Margarita dijo...

Primero quiero agradecerle su visita a mi blog, y claro que lo incluiría en ese TAC masivo. Respecto al tema de la agresión a la muchacha ecuatoriana, por supuesto que me parece rep udiable, pero incluso en los noticiarios de aquí de Chile se señala como cobarde al muchacho que no reaccionó, sin decir que era argentino y que probablemente escuchó el corte racista de los insultos y eso sumado al miedo que siempre inspira una persona violenta fuera de sus cabale s debería hacernos pernsar mejor que haría uno de nosotros en su situación, porque si todos los que le critican se atrevieran a intervenir en estas situaciones, entonces estos actos de violencia desatada no serían tan frecuentes.

Eclipse dijo...

Qué triste. En mi país la gente se jacta de que no hay discriminación y no es así. Tal vez sea menor comparado con lo que es en otros lugares, pero el hecho de mirar raro al de al lado, de cruzar la calle cuando vemos a alguien con una pinta que no nos gusta, de dejar de hablarle a tal o cual por quién sabe qué razón que nos hace distintos, eso también es discriminación. No la veremos en lo macro, pero creo que casi todos, al menos un poquito, discriminamos a quienes tenemos al lado.
Me impresionó bastante en Buenos Aires el tema de la diferenciación rcial y social, distinta a la de este país vecino, pero no por ello podemos decir que estamos libres.
Por otra parte, por aquí se ve ese odio hecho violencia entre los skinheads y los punks en situaciones que me han dado un vuelco el estómago... y ni que hablar de otras subculturas que escapan a lo ideológico pero tienen que ver con el nivel socioeconómico.
Parece que esta fuese una época en que se fomentan esas divisiones y no se procura salvar las distancias. Al menos por aquí, hay un culto cada vez más grande a la demarcación de las subculturas urbanas, llegando al límite (y esto es de hace un mes a esta parte) de incluir una de esas subculturas como agrupación política dentro de un partido derechista. Y no sólo es eso, sino que se trata de gente con un nivel socioeconómico bajo, que, si bien dicen que buscan "sacar a la gente de la calle y combtir la droga en los jóvenes" no hacen más que promover otro tipo de valores negativos y aumentar la diferenciaciación con otros grupos sociales.
Perdón por la cháchara, por explayarme de esta manera en tu blog, Rodolfo. No sé cómo es en España, pero algo entiendo de discriminación y el Gobierno que se cruza de brazos o la promueve de alguna forma...
Saludos.

Antoño dijo...

Lo mas fuerte de esto es que ese es solo un ejemplo, diariamente ocurre, de distinta manera pasa, este puede ser un parteaguas, con esto no estoy diciendo que su país es violento, creo que es mundial el problema, la violencia de genero,contra menores, étnico, social. Los gobiernos del mundo tienen que hacer algo al respecto, la gente no tiene que quedarse callada, pues videos como ese, ofenden y es inaceptable el acto como el que no exista ayuda,solo el hombre salvará al hombre. Es triste ver que la gente ya no se inmuta ante tales actos

yo mismo dijo...

increíble reflexión rodolfo. no puedo estar más de acuerdo contigo. y ¿sabes? lo peor de todo es esa hipocresía ibérica que nos caracteriza, eso de "ay, pobre chica, habría que hacer algo con ese indecente" mientras sale en la televisión y los periódicos. y luego sólo nos daremos la vuelta cuando pasen estas cosas de nuevo, sólo miraremos a otro sitio sabiendo que eso ocurre pero no queramos verlo.

¿y por qué nos ha dolido ahora? porque no hemos tenido más remedio que verlo, porque nos ha sorprendido de frente y nos ha abofeteado a nosotros también. esta vez no hemos tenido tiempo de volver la mirada. eso es lo que me jode de españa y eso es lo que hemos de cambiar.

Cecis ... funámbula dijo...

Es tan doloroso, tan aterrador, tan incomprensible...Vi las imagenes por television y senti una enorme pena...una gran impotencia...Esto no sucede unicamente en España, esto sucede en todos lados...que nos pasa?? Cual es el derecho que se arrogan algunos para agredir a otros? Una linea divisoria? Creo que los habitantes de una tierra deberian sentirse halagados cuando los nativos de otra eligen su pais...pero no es asi, algunos se creen con derecho absoluto...y lamentablemente, las autoridades avalan...tratan de compensar ofreciendo "la huida"...Aquellos que agredieron, toman entonces, una figura pintoresca y hasta se permiten contar sus hazañas...
Esta triste este mundo...este mundo al que Lennon le canto "imagina que no hay fronteras..."
Y repito, esto no es un hecho aislado ocurrido en Barcelona, esto sucede a diario....en todo el mundo....Una pena...de verdad...una pena...
Gracias Rodolfo por decirlo tan claramente, tan preciso...
Un abrazo

Anónimo dijo...

Não vi esas imagens na televisão mas posso imaginar quão brutais elas são. Donde virá essa incapacidade de reagir? Esse medo que nos deixa tantas vezes impotentes? Aqui é igual. Porquê tanta agressividade e tanta impunidade? Essas demonstrações gratuitas de agressividade têm de ser punidas porque nunca haverá motivos suficientes que as justificam.
Obrigada, Rodolfo, por ousar dizer e bem o que muitos pensam mas não conseguem falar. Um abraço. Ana

síl dijo...

me entristece tanto esta situación que no sé muy bien qué decir... no sé ni si es un problema de racismo o simplemente una via de escape a toda la violencia acumulada...
me entristece que la gente se quede quieta ante situaciones así pero, ni me atrevo a culparlos por ello,...
y, despues, todo ese circo que se ha montado!?!? miedo me da que más de uno se dé a esta vida sólo por salir en la tele!
son tantas cosas sin sentido y que me hacen pensar que vamos cada vez a peor que no sé ni qué decir...

me gustó tu reflexión...

un abrazo