viernes, 30 de marzo de 2007

Machado

No me resisto a recoger una cita de Antonio Machado en Juan de Mairena. Dice así: "Mientras los hombres -decía Juan de Mairena- no sean capaces de querer la paz, es decir, el imperio de la justicia (la que supone una orientación metafísica y un clima moral que todavía no existen y que, acaso, no existan nunca en Occidente), una liga entre naciones para defender la paz a todo trance, es una entidad perfectamente hueca y que carece de todo sentido. Es algo peor. Es el equívoco criminal que mantienen los poderosos, armados hasta los dientes, para conservar la injusticia y acelerar la ruina de los inermes o insuficientemente armados. Cuando alguno de ellos grite: "¡Justicia!", se le contestará con un encogimiento de hombros, y si añade: "Pedimos armas para defendernos de la iniquidad", se le dirá cariñosamente: "Paz, hermano. Nuestra misión es asegurar la paz que tú perturbas, reducir la guerra a un mínimum en el mundo. Nosotros no daremos nunca armas a los débiles; procuraremos que los exterminen cuanto antes".
Es increíble la claridad de ideas de don Antonio. Son pensamientos que parecen escritos hoy mismo. Y nos lleva a considerar a Machado no sólo como un precursor, sino como un hombre que tuvo la preocupaciómn constante de la paz y la justicia. Esa liga de naciones a la que hace referncia ¿no es demasiado parecida al "eje del bien", al trío de las Azores que se lanzó a la guerra de Irak?
Y terrible esa ironía con la que dice que esa institución es el equívoco de los poderosos, armados hasta los dientes, para aniquilar a quienes no están armados. "Nosotros no daremos nunca armas a los débiles, procuraremos que los exterminen cuanto antes", ironiza Juan de Mairena.

Uno piensa a veces que ese afán de los yankis porque otros pueblos no tengan armas nucleares no deja de ser un sarcasmo "Que nadie las tenga, que ya las tenemos nosotros".
Y una cita más de Machado a los jóvenes, a estos jóvenes hartos de la política y de los políticos: "Vosotros debéis hacer política , aunque otra cosa os digan los que pretenden hacerla sin vosotros, y, naturalemnte, contra vosotros. Sólo me atrevo a aconsejaros que la hagais a cara descubierta; en el peor caso, con máscara política, sin disfraz de otra cosa: por ejemplo: de literatura, de filosofia, de religión. Porque de otro modo contribuiréis a degradar actividades tan excelentes, por lo menos, como la política, y a enturbiar la política de tal suerte que ya no podamos nunca entendernos". ¿No suena actual? ¿No se puede aplicar hoy a los políticos? No hay que preguntarse qué diría hoy Machado. Lo dijo hace setenta años. Sólo hay que leerlo.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Rodolfo, que buena editorial,

Te mando un abrazo

Carlitos desde Buenos Aires

Paula dijo...

Don Antonio Machado, fue un gran poeta y por lo q se ve, un gran visionario...diria yo, q casi un profeta...

un batallón de sonrisas para usted