martes, 14 de febrero de 2012

Versos prohibidos


Y la besó. Y la besó. Y la besó. Y... Juraría
que era  la punta del corazón lo que asomaba
entre sus labios cálidos y abiertos.

Y las manos, las de él, que rebuscaban
bajo las cremalleras
y la blusa los caminos
que llevaban hasta el vientre, hacia ese suave
laberinto perfecto del ombligo,
a humedades
tan dulces como ríos
de licor y de miel,
hacia esa exacta curvatura gloriosa
de los mundos que ocultan sus vaqueros.

Y ella dice: “fóllame, tierno amor mío,
entra en mí, vida mía, hasta matarme”.
Y ese verbo perfecto,
relámpago de noches y tormentas
les deshace
el jadeo animal y la saliva,
el cuerpo moribundo, la piel que  aprieta sangre,
los tendones, el músculo que tiembla,
las camas tan soñadas
el mordisco que les lleva a la locura.

Y él sabe que no hay nada,
ni desesperación como este instante mismo,
cuando el sueño
no acude hasta los ojos que le miran.
La chispa que recorre la aureola
del pecho que se mueve entre sus manos,
las manos que descubren los planetas
de aquella vía lactea
que hoy sabe ya vencida para siempre.

Y todo, todo, en fin, es una fiesta,
es la noche más dulce de la tierra,
cuando ella suspira y calla y siente
que es más fuerte el amor,
cuando ella sabe
que no habrá nunca jamás un paraíso
ni oceano, 
capaz de contener
la espuma de esa ola que la llena.

17 comentarios:

Lucina dijo...

La sexualidad que destellan sus versos lo convierte a uno en adicto,
y no puedo dejar de leer y leer y leer...

Un beso Rodolfo

Carlos dijo...

Cierto y real, nada mejor que ese tipo de sexo compartido, vivido y amado.

Ciudad Química dijo...

la unión de sexos,
el cobijo de sexos,
el placer de sexos
el sexo de sexos.

______

Siempre gusta leerte, Rodolfo.

CQ

Isa. dijo...

Como casi todo lo prohibido, también me han encandilado estos versos.

Señorita Demakrada dijo...

Y es tremendo!

Laura dijo...

¡Brutal!

EMANUEL. dijo...

MUY BUENA ENTRADA, UN PLACER LEERLO

Nieves LM dijo...

Hasta matarme... ostras!! eso es pasión. Besos.

jaime dijo...

Me recordó a aquella canción sensualmente perfecta de Aute, "Mojándolo todo".

Agradecido.

CARMEN dijo...

Excelente poema, muy pasional.
Siempre es un placer leerte.
Un abrazo.

Anabella dijo...

Este poema es de fuego; arden sus palabras y las imágenes que evocan!

JOAN dijo...

No tengo palabras, tu encontraste todas las que hacian falta para desnudar esta pasión!

Inmenso poema, incontrolable pasión!

Un saludo desde Barcelona

Margallanta dijo...

Bufff, Rodolfo..., súper sensual y sexual este poema.
M'encata.

Elena dijo...

Fue como mirar por la cerradura, y contar luego todo así rapidito.



+Saludos+

Fernanda Barbagallo dijo...

Guuuuaaaa!!!!!

Abriles dijo...

que precioso!
y , nunca mejor dicho, un placer leerte

Zeru Gorriak dijo...

En estos días infames, nada mejor que refugiarse en el calor de otro cuerpo y otras mentes. Un abrazo.