martes, 17 de abril de 2007

Cantautores

Pusieron música a mis angustias, a mis preocupaciones, a mis esperanzas y aspiraciones. Decían lo que yo quería decir y no sabía como. Y en aquella noche oscura del franquismo, en el amanecer brumoso de la Santa Transición, hicieron más soportable la lucha y la espera. Y nos enseñaron que no estábamos sólos. Que había gente por ahí que hacía lo que podía para que las cosas cambiaran.

Fueron los cantautores de mi generación. Tienen, ahora, prácticamente, mi edad. Y han envejecido -muchos de ellos- con elegancia, con dignidad. Otros, no. Otros han evolucionado hacia otras posiciones que no puedo compartir. No daré sus nombres. Merecen por lo que fueron la piedad del olvido.

Pero a otros sí quiero nombrar. Quiero nombrar a gente como Pablo Guerrero, por ejemplo. El hombre que tanta lluvia pidió para limpiar una España sucia y gris. Veo a Pablo, de vez en cuando, a menudo. En estos meses de atrás, con cierta frecuencia. Hemos compartido bromas y recuerdos, comidas y vinos y las anchoas de Tomás.

Es Pablo de las personas más limpias, más generosas. Yo, una vez, me lo llevé de mesones para rememorar o mejor conmemorar los 25 años de "Pepe Rodríguez, el de la barba en flor". Hice un reportaje en El País, que andará por ahí y que yo he perdido. Creo que era un reportaje bonito y cariñoso. Esa noche lo pasamos muy bien el fotógrafo, Pablo y yo. Jugamos a buscar a las guiris, a regalarles postales de Aranjuez con amor, y a hablar en un inglés que ninguno sabíamos pronunciar.

Ahora, Ismael Serrano -qué decir yo de él- ha reunido a los cantautores de ayer y a los de hoy y le han hecho un disco de homenaje que es una joya. Algo tan delicado y bello que, probablemente, será devorado por tanto lobo oportunista. No importa.

A mí me alegra que Ismael Serrano haya tenido esta idea. Me alegra porque es joven y ha rendido un homenaje que a nadie se le había ocurrido antes a un hombre de mi edad y de mi cultura. Me alegra porque es de justicia reivindicar a Pablo. Y me alegra por otras cosas que no voy a contar aquí. En este homenaje me siento, yo también, homenajeado. Estoy seguro que mucha gente de mis años se ha sentido traspasado por este disco y ha sentido que está hecho para nosotros. Que en este disco se está reconociendo la lucha de mucha gente anónima y sencilla. Que no fueron héroes, pero que hacían lo que podían.

A mí me parece la hostia. Qué queréis que os diga.

14 comentarios:

Antoine dijo...

Poner música a las esperanzas es una preciosa manera de alimentar de esperanzas a nuestra rutina. La música de autor, estereotipada, marcada por decenas de topicazos y posiblemente mal entendida, en muchos casos se dedica a eso, a inocular esperanzas o a enseñar el camino para tenerlas...

Lo que ha hecho Ismael, ese chico que tan buenas maneras apunta, es crear un maravilloso puente entre generaciones de música de autor. Y lo ha hecho doblemente: liderando una nueva pasión renacida por el género... Y también enseñándonos a la generación post-75 lo que otros significaron en la durísima tarea de abrir ese camino.

Sobre Pablo Guerrero, por mi edad, no puedo opinar. Yo no tenía un padre que me pusiera sus discos camino de Tarragona. La música que yo aprendí en mi familia cuando íbamos camino de Torreperogil era de un carácter bien distinto. Mi "caída del caballo" con esa clase de poetas de melodías fue casual y vino mucho después. Y ahora que me veo abocado a ir a Tarragona forzado por las circunstancias, sólo puedo ponerme al día sobre esos años precisamente gracias a Ismael.

Ismael, con sus 32, es un referente por lo que hace, pero también por lo que ha marcado para muchos otros. No sólo los que visitan con su guitarra bares para endulzar nuestra ruta siguiendo su camino, sino para aquellos como yo que no sabemos ni cómo agarrar una guitarra y sólo tratamos de admirarles desde nuestra fidelidad y compromiso.

Siempre he pensado que hay un Maestro Serrano Sr. y un Maestro Serrano Jr. Cada uno en su vertiente... Aunque algunos, con buenas dosis de razón, puedan rememorar el viejo chiste del Papa y Manolillo el de Sevilla cada vez que se cruzan en vuestros caminos...

En el fondo, para quienes nos dejamos las pestañas en versos, poemas, sonetos y alguna que otra guindilla, la realidad es que no hay oro en las Indias para agradeceros el cariño y el ejemplo que destiláis, cada uno a vuestra manera. Me siento más unido a Ismael por la edad, pero también me siento unido a ese hombre que hace menos de un año me enseñó con su libro a cómo querer mejor una profesión que hoy anda llena de dinamita y trincheras...

Muchas gracias de nuevo Rodolfo...

P.D: ¿Al final va a ser cierto ese mote que corre en los mentideros de la profesión sobre tu nombre?; ¿Aquel de Rod(g)olfo...?

piedra_de_sol dijo...

A mi también me lo parece... y no sólo porque me guste a mi... sino porque a mi padre le apasiona... y hasta mi abuela comenta aquella vez que le vio en concierto... es emocionante que tres generaciones se unan por la música y la poesía... evidencia de que lo sensible se renueva.
En fin... cantautores... que decir... si les debo tanto que ni se... hasta el nombre.

Besos y música,
Jara

Sibila dijo...

El otro día mis compañeros de facultad (peinan canas y siguen estudiando por hobbie) recordaban el mítico concierto de Raimond (?) en el hall, de como entraban corriendo para esconderse de los grises o como aquellas canciones significaron tanto.

Hoy, desde la distancia generacional de los que casi no cumplimos ni medio siglo, me quedo con la boca abierta ante gente como Pablo. De como la canción de autor de esa época es parte de la historia muscial, social y hasta sentimental de este país.

Qué decir, hoy el post ha tocado una de mis debilidades...

besos

pd: gracias por la visita al flog

etringita dijo...

Mis padres se criaron con ellos, crecieron con ellos, y al igual lo he hecho yo. Aprendiendo entre música y letras de canciones llenas de significado que la lucha por la libertad alcanza todos los niveles. Jamás dejarán de estar en nuestras vidas, porque hay gente que sigue manteniendo esos valores y compartiéndolos.

Un saludo.

VICTOR ALFARO dijo...

Recuerdo como hace unos meses, cuando hablaba con Ismael y con Pablo, ambos hablaban de ti con un cariño inmenso. Me decía Pablo que ya era uno más de la familia Serrano. Que maravilla.
Amigo Rodolfo, has pensado en recuperar esos antiguos artículos que has escrito a lo largo de tu trayectoria periodística y subirlos al blog? sería muy interesante leer tus reportajes, tus artículos, que al fin y al cabo, deben ser historia de este país, no?
Abrazos fuertes!

ivan (paranoico) dijo...

Detalles como este son los que sin quererlo, nos van avisando de como van llegando los años... de como los tiempos van cambiando.. de como nosotros con nuestros cantautores añoramos y como ahora se homenajea.. a la vieja guardia

Paula dijo...

El otro dia, hablabamos con Ismael acerca de este disco...y es q a mi me ha encantado! sobre todo la dulce voz de Luis Pastor (hasta antes desconocido para mi)y para hacer honor a la verdad, el trabajo de Pablo Guerrero tb me era desconocido, asi q ha sido triplemente hermoso recibir este disco aca en Santiago de Chile:

1.- por mi buen amigo y compañero Ismael.

2.- por conocer la grandiosa obra de Pablo Guerrero.

3.- por descubrir a Luis Pastor MARAVILLOSOOOO!!

besos y sonrisas para ud...

carmen dijo...

bien se sabe que la lucha se hace desde donde se pueda y no por eso es menos honrosa. Para mi un poeta, un musico son tan valientes como el que lucha en la trinchera porque mantienen viva la memoria,son artifices de esperanzas. El trabajo de Pablo Guerrero, Luis Pastor e Ismael merece un aplauso de pie por horas seguidas. En este caso, no solo porque Ismael les ha rendido homenaje sino porque hizo posible que se conocieran en otras fronteras.
Un caluroso abrazo desde costa rica.

sibila dijo...

perdón, quise decir "para los que no cumplimos el cuarto de siglo"...
un error cronológico gordo!

un saludo

Sergio dijo...

Yo como usted pienso que esos cantautores escribieron y dijeron lo que no sabia escribir y decir yo, de ahí el cariño y la admiración por ellos.

Como bien apunta Antonie, Ismael ha creado un puente con este homenaje a Guerrero, poco puede decir al respecto, conozco la obra de Don Pablo de poco a nada. Pero resulta que Ismael, (al cual admiro y quiero) se esta volviendo un referente solidario de lo que ahora si digo y si escribo.

Entre un amigo-hermano muy querido (que vive en Bs As) y yo le llamamos a Ismael “Master” pero creo que nos hemos equivocado, aquí el “Master” es usted e Ismael el Master Jr.

Saludos desde México Don Rodolfo.

Romano dijo...

Reivindicar a Pablo Guerrero es tener memoria ....muchas gracias,,,

Y como dice Jara "Cantautores que decir si les debo tanto "

Eduardo Cassano dijo...

Que voy a decir yo de los cantautores, si fue gracias a ellos –a Sabina, a Ismael Serrano, al Tontxu de sus comienzos, Rosana y un largo etcétera- que empecé a escribir. A la gente sin canas de mi edad, estadísticamente, no le gustan demasiado. Aunque por suerte hay muchos que sí, y espero que siga en aumento.

Dicen que encuentran aburrida la figura de un hombre –casi siempre- triste, solo con su guitarra, sus canciones y sus ilusiones, ante un público que le escucha, pero no todas las personas llegan a comprender. A querer hacerlo. Escuchan su voz, y media canción ya deciden que ese cantautor no les gusta, sólo por su voz. Yo he tenido verdaderas broncas para defender la música de Sabina, destacando las letras por encima de su voz.

Por cierto, voy a osar a hacer una pequeña crítica del blog, que en realidad no es una crítica sino un consejo: sería de gran utilidad para los lectores que en determinados momentos utilices enlaces a otras webs, como por ejemplo en este artículo al sitio donde el lector pueda ir a buscar más información acerca del disco de homenaje a Pablo Guerrero. No te lo tomes a mal, sólo quería agradecerte el enlace que has puesto de mi web en tus favoritos.

Un saludo.

txilibrin dijo...

La verdad es que yo no tuve oportunidad de vivir el nacimiento de la música de autor (23 añitos sólo :D) pero en cuanto fui un poco consciente, en cuanto descubrí lo que realmente me gustaba, me abalancé sobre ellos.
En mi casa desde pequeñita se escuchaba a Sabina y a Serrat, pero no fue hasta unos años más tarde cuando me di cuenta de lo que mi padre intentaba enseñarme. Creo que de él adquirí esta pasión por la música de autor. No menosprecio a los suyos, pero los míos son más jóvenes, distintos.
Hoy me voy a un concierto de Javier Bergia, a quien descubrí gracias a Ismael Serrano y sus famosos dúos.
A disfrutar.

síl dijo...

a mi también me parece impresionante el disco... echo con mucho gusto y maestría, y dejando entrever el respeto y la admiración... es de agradecer que se le rinda un homenaje a alguien que ha echo tanto por la cultura popular, que ha marcado una época... ojalá los nuevos cantautores, además de seguir renovándose, no se olviden de ejemplos de honestidad como el de Pablo...
un saludo