jueves, 12 de abril de 2007

Cosmopoética

De mi paso por Córdoba recuerdo con especial emoción Cosmopoética, el encuentro mundial de la poesía. Modestamente contribuí a llevar a la ciudad un evento que es, hoy, uno de los más importantes de la literatura. Luego, el trabajo y la imaginación de otra gente, ampliaron la idea y la convirtieron en todo un espectáculo de poesía y música. La poesía en la calle, la música en la calle.

No voy a detenerme a relacionar qué poetas y artistas van en esta ocasión, a partir del próximo día 18, a Córdoba. Cualquiera que tenga curiosidad puede verlo en internet, a través de la web del ayuntamiento. Pero sí quiero referirme a uno de los cantantes poetas que acudirán en esta ocasión, a las noches musicales. Se trata de Joan Baptista Humet. Lo conocí hace ya muchos años, en un disco maravilloso, Fulls, y después he ido siguiendo su música como he podido. Tuvo gran éxito, sólo basta recordar la canción Clara, y un día, de repente desapareció.

Nunca se dijo por qué. Corrieron leyendas sobre su marcha, hasta, otra vez, también de repente, reapareció con un disco de título muy significativo: "Solo bajé a comprar tabaco", o "Sólo fui a comprar tabaco". Me alegré muchísimo y volvía disfrutar de su poesía y de su música. nunca he hablado con él, pero me parece una de esas personas de sensibilidad exquisita, buen gusto y una voz maravillosa.

La industria del disco es extraña y el público no somos ni justos ni fieles. No sé el éxito que ha tenido con su vuelta. Es difícil saberlo porque las radios sólo dan música pegadiza y de consumo y no suelen dedicar demasiado tiempo ni espacio a este tipo de artistas. En cualquier caso, es una gran noticia que hoy Córdoba recupere a Humet.

Por lo demás, Cosmopoética teñirá de poesía las calles de una ciudad encantada. En este mundo en el que la noticia es la muerte y la desesperación, que la poesía reuna a cientos de personas en torno a la palabra es alentador y maravilloso. Probablemente si Bush hubiera leído alguna vez un poema, su actitud hacia el mundo sería otra. Claro que Aznar decía que leía poesía y mira tú. A lo mejor es que la leía sólo en la intimidad. Y la poesía hay que compartirla.

3 comentarios:

Sibila dijo...

recuerdo un comentario en tv sobre la aparición del disco y cómo se me quedó grabado el título.

Ya podría existir en Madrid algo como 'cosmopoética' o ¿a caso existe pero no se le da difusión?

La música convertida en una industria (mercancia) que debora, de la que es difícil salvarse.
Me parece que la poesía, últimamente, está infravalorada porque lo que vende son los 'best sellers' (volvemos a la importancia de la mercancia)

siento las divagaciones...

un beso

Antoine dijo...

La poesía siempre es un arma cargada de futuro, aunque ya se sabe que los desequilibrios sentimentales son el mejor aliado del poeta...

De todos modos, tengo la sensación de que existe gente buenisima, enormes creadores, forjando versos deliciosos que luego son mal publicados y poco leídos...

En Navidad me impactó la idea de un tipo que se sentó en la puerta de la Casa del Libro con un cartel que decía: "Te cambio un poema por la voluntad". Un tipo quiso regalarle a su novia uno de sus versos. Y cuando sacó del bolsilo un miserable euro, espetó: "¿...y no le estoy dando demasiado?".

Quizás por ello, de momento sólo se pueda ser poeta en los ratos libres, por desahogo, por mero espíritu vibrante... y publicando ante Foros que se antojen más o menos sensibles y bienintencionados...

Cualquier día, leer los "20 poemas" de Neruda de una forma u otra será expresión de lateralidad política. Y entonces ya no sabremos dónde refugiarnos...

Enhorabuena por colaborar, en la proporción que fuera, en que una idea tan maravillosa como es "Cosmopoética", germinara y siga dando frutos...

Es evidente que Bush lo más cercano a una poesía que ha visto en su vida es la etiqueta del Jack Daniels... Pero pensemos en positivo... ¿cómo sería Aznar si no la leyera...?

Pido también mil disculpas por las divagaciones...

Marlon dijo...

Mi favorita de Humet es "El invento". No sabía que había vuelto. Habrá que investigar al respecto.