miércoles, 12 de septiembre de 2007

Banderas

Sigo sin entender lo de las banderas. Ni las de unos ni las de otros. Nunca me han emocionado las banderas, lo confieso. Creo que, en la mayoría de las ocasiones han servido para separar, para marcar territorios y fronteras, para hacer más hondas las diferencias. Creo que, en demasiadas ocasiones, han servido de sudario.

Tal vez sea una incapacidad mía. Intento respetar a quienes hacen de una bandera el símbolo y la razón de sus vidas. Y no puedo. Me han parecido tejidas para el engaño ¿Como las muletas a los toros? Como las muletas a los toros, sí. Salvando las distancias.

En nombre de la bandera se han cometido asesinatos, se han declarado guerras, se han justificado hechos horribles. No tengo sentimientos patrióticos. Y cuando viajo por ahí no me siento extranjero. Y cuando regreso no experimento emoción alguna ante una bandera que ondea. ¡Qué vamos a hacerle!

A lo mejor porque como a Brassen la música militar nunca ha conseguido levantarme nada, ni levantarme siquiera de la cama. Me apena que los diarios, los medios de comunicación hablen de la guerra de las banderas, hagan problema de la ausencia de unas banderas y la presencia de otras. Sé que en la bandera se simbolizan otras cosas. Pero lo cierto es que lo que simbolizan tampoco lo comparto.

Al fin y al cabo son colores inventados para distinguir a los enemigos de los amigos. Y yo creo en un mundo en el que sólo debe de haber amigos, en el que no tiene que haber banderas que nos marquen las diferencias. Me da igual que la arríen o que la cuelguen del poste más alto.

Durante años los colores de la bandera española me han servido para encontrar los estancos, lo que no es mal papel para una bandera. mucho mejor que para distinguir al enemigo.

En alguna ocasión ya lo he dicho. Y lo repito. Estoy de acuerdo con Loquillo, con la canción de Loquillo que decía aquello de "mi única patria son tu caderas, tus labios rojos mi bandera". Y ahora ya, ni eso.

18 comentarios:

Margarida dijo...

Totalmente de acuerdo, Rodolfo...

Verónica dijo...

Un gran placer poder leerte día a día.

Al igual que margarida, estoy totalmente de acuerdo...

PD: Felicidades a Ismael por este último trabajo. Un gran disco para un gran artista. Y felicidades también a ti por tus aportaciones en sus trabajos, tus poesías...

Paseando por tu nube dijo...

Querido Rodolfo, tu post de hoy me ha hecho recordar algo que escribí hace tiempo, te lo cuento:

Parece que el destino del Caballero siempre ha de ser la lucha en soledad. A veces el Caballero cree que es amo y señor, pero las piezas tienen vida propia y juegan sus partidas libremente, a su antojo, el Caballero nunca aprende a aceptar derrotas, porque su alma solo se mueve ante la batalla y las victorias, aunque nunca lleguen, no sabe de rendiciones... el Caballero refleja el ideal de la humanidad, el maravilloso destino del hombre en su erranza a través del Universo.
Caballero de gestas prodigiosas y nobles hechos, sigue blandiendo tu bandera en la Gran Cruzada de Africa! Puede que sean las dos palabras más hermosas que conozco, cualquier tipo de Amor es bueno, placentero y cualquier rincón de Africa es bello, tranquilo. Esa es mi idea del Edén, Amar en Africa...

No sé como, pero siempre acabo soltando el ladrillo de turno.
No obstante, me uno a tu cruzada contra las banderas.
Un saludo

Cambalache dijo...

Qué decepción señor Serrano. Y yo que me le imaginaba conmovido al paso de la Legión.

Pablo dijo...

Me ocurre lo mismo. No soy muy mayor (aún) y ya camino aburrido de patriotismo. Lo que opino de las patrias es lo mismo que opinaba Neruda "... palabra triste, como semáforo, como ascensor ...".

Los nacionalismos se han converitido en el nuevo opio del pueblo, con la religión en horas bajas (al menos en europa), y el ecologismo aún por venir. (Putin presenta bombas que no contaminan, ya me siento mucho más tranquilo).

Y yo nunca he podido con el sentimiento patrio. No soy capaz de sentirme vasco,, ni español... ni de ningún sitio. Es que no me sale, sé sentirme cansado, enamorado, depriomido y contento, pero no soy capaz de sentir la patria, y eso que hago fuerza y todo.. pero no me sale.

En fin, me consuelo suponiendo que los que nos sentimos enamorados hacemos el amor, y los que se sienten patiotas, la guerra.

Ya de paso por quí, dejo esta sugerencia, con algunos de los visitantes de este blog, de participantes:

Sueños Despiertos

El titulo no es casualidad.

Gabriela dijo...

Qué bueno saber que 'somos mucho más que dos', como dice Benedetti.
También me siento incapacitada para soportar la sensiblería patria, la mirada miope y la brutalidad que ella ha encerrado en la historia, en nustras historias.
Me agrada la imagen del Caballero que propone Paseando por tu nube, la recibo como antídoto y aliento. Qué más noble que esos caballeros.Nos hacen bien a todos. A propósito de esto, recuerdo cuando leí por primera vez el hermoso texto Parcival de Eschenbach, como también pienso en tantos Caballeros que anónimamente hoy se desplazan por nuestras calles y que quizás nuestra ceguera no permite que los veamos y apreciemos como tales.
Bueno, creo que hay tema de sobra, por lo menos por mi parte, lástima que el tiempo no me acompañe y no tengamos un lugar para conversar con más detención...
Cariños para todos, en especial para usted, Sr. Serrano.
Gabriela

Lilit dijo...

Caen los estandartes, se desdibujan las fronteras, las razas se mezclan. Formando una sola.
Confío Rodolfo, estos síntomas son señales.
El dolor que me circunda es como la niebla, por ratos se disipa.
Asomará el sol muy blanco fusión de todos los colores, desde un lugar íntimo y profundo, nos reconoceremos mas allá de la forma, daremos espacio por fin a una nueva humanidad.
No podemos desperdiciar la oportunidad de estar vivos. Vamos bien Rodolfo, yo tengo fe.
Un abrazo.

mai dijo...

yo tengo que reconocer que hace algún tiempo era más patriota pero con el tiempo (y algún soñador despierto)me va apreciendo cada vez más estupido.

Jorge Drexler lo explica mejor...

http://www.youtube.com/watch?v=R3lb7Vx2yVI

Eclipse dijo...

Y yo, que soy de la tierra de Drexler, tampoco me he sentido nunca muy patriota. No puedo hacerlo cuando pienso en lo poco que me da mi tierra. Quizás por eso reniegue de soltar alguna lágrima cuando estoy lejos, me enojo conmigo misma. Y si vamos a hablar de patrias, como Machado, me quedo con mi infancia.

pantanika dijo...

Mi unica patria como su hermano suele decir es " mi infancia",

Respecto a las banderas me ocurre como con las fronteras, no me identifico con ellas.

Tengo 24 años, yo conocí la canción de Brassens, y a Brassens mismamente, gracias al directo desde el Olympia de Paco Ibáñez, que giraba y giraba verano tras verano... :) cuando los veranos me olían a Nocilla y césped recién cortado.

ivan (paranoico) dijo...

Aute dijo por ahi: "Si todavia hay alguna bandera que tenga por patria ninguna nacion"..

Vértigo dijo...

No me identifico con unos colores... No lucharía por defenderlos. Todos deberíamos ser ciudadanos del mundo.

AROA dijo...

'Mi patria está en un cuerpo
mi himno es su gemido, mi bandera
su desnudez de doce de la noche
a ocho de la mañana. Tras la ducha
mi patria va al trabajo, yo me exilio'

J.B.

Rodolfo Serrano dijo...

Magníficos versos, aroa. ¿De quien son?

METIS dijo...

pues yo si soy patriotica. alguien me dijo que hay que amar la tierra que me da de comer y ahora mismo es España. Con todo esto no desprecio ningun otro pedacito de suelo.
Aunque no creo las banderas tengan que significar límites, sino mas bien un comun denominador que nos identifique a unos entre otros.

quizas porque yo soy de las que se pone erguida al escuchar el himno español.

Saludos sr. serrano

Antoño dijo...

yo tengo una duda, pues referente a españa estoy deacuerdo, desde mi punto de vista como extangero que tiene nociones, pero aquí ´(México)creo que es un simbolo de identidad nacional, como reafirmando los origenes, donde no se averguenzan por mostrarla, que se use para otros fines ya cambia.
Alguien dijo un día:
¿Porqué alzan las banderas si los hombres para amar y defenderlas no empeñan su talento, sus sentidos?

AROA dijo...

hola Rodolfo! aquí te los dejo completos... fueron de memoria, así que perdón por lo que el olvido rellenó a su antojo. Un saludo.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN: EXTRANJERO

La patria es estar lejos de la patria,
una nostalgia de la infancia en noches
en que te sientes viejo, una nostalgia
que sube a tu garganta como el agrio
sabor del vino en las resacas duras.

La patria es un estado, pero de ánimo;
un viejo invernadero de pasiones.
La patria es la familia, ese lugar
en el que dan paella los domingos.

Una patria es la lengua en la que sueñas,
y el patio del colegio donde un día
bajo una lámina de cielo oscuro
decidiste escapar por vez primera.

Mi patria está en el cuerpo de Patricia,
mi himno es su gemido, mi bandera
su desnudez de doce de la noche
a ocho de la mañana, tras la ducha
mi patria va al trabajo, yo me exilio.

(De Partes de guerra, Valencia, Pre-Textos, 1994).
Juan Bonilla

Gabriela dijo...

Aroa, hermosísimo. Gracias.
Cariños