sábado, 8 de septiembre de 2007

Guapos

Están por ahí. Muestran rostros y cuerpos de ensueño. Son famosos y, aparentemente, felices. Son modelo y ejemplo para miles de jóvenes que buscan en su imagen la suya propia. Y, sin embargo, algo extraño se esconde en ese satinado papel de su imagen. Es una especie de desazón que se asoma tras su belleza de couché.

Vivimos en una sociedad terriblemente entregada al culto de lo bonito, lo bello, lo superfluo. No importa que, salvo excepciones, bajo la línea perfecta esté la nada más absoluta. Las chicas imitan sus movimientos, su color de labios, sus andares y quieren ser eso: animales bellos que se mueven por el zoo nacional con el aire, el oropel y la nada como único bagaje.

Son los nuevos valores de una sociedad que valora el cuerpo por encima de la cabeza. Si no eres guapo no vas a ninguna parte, ni al bar de moda ni al programa de televisión. A veces -¿será la edad?- pienso que el futuro será hermoso... y vacío. Ombligo bellísimo de autocomplacencia.

No sé. A lo mejor es que las cosas me pillan ya lejos o me son ya lejanas. A lo mejor son los años. Pero me da una cierta tristeza contemplar la desolación de un mundo que hace ya una nueva división en la que la belleza es valor cotizado.

No es mala la belleza. No es malo lo hermoso. Lo es cuando es el único valor que nos sustenta. Bah. Probablemente sean reflexiones de un sábado de revistas de colorín. tampoco tiene demasiada importancia. ¿O sí?

15 comentarios:

Fernando Sarría dijo...

para el sábado por la mañana no es bueno leer a Kafka, pero de eso a pasarte al Hola!!..."los cuerpos" siempre han sido apreciados y utilizados en todas las sociedades y lo hermoso y banal por lo efímero nos ha perseguido a lo largo de la historia, ya que no hay mayor belleza que la juventud...por eso tú, siendo periodista, sabes bien que nos manipulan queriendo meternos en la onda imposible del deseo de aparentar ser siempre joven, aquella que les da más beneficios...ten buen fin de semana y no te apures...seguro que hay otros millones leyendo el Marca...abrazos

Cambalache dijo...

De todos modos 'sex symbol' de verdad quedamos muy pocos

síl dijo...

fernando, ciertamente los cuerpos siempre han sido apreciados... sólo hace falta mirar los vestigios artísticos del pasado: pinturas, esculturas, joyas, etc. pero no siempre los modelos han sido los que son... y, diría que no siempre se les ha dado la exagerada importancia que tienen ahora...
hoy en día, si no tienes un cuerpazo no eres nadie, no importas, no cuentas... y, es triste triste... el que se lo pierde es el que rechaza... pero me parece triste, muy triste...
quizás porqué yo soy de las "rubensianas" y me ha costado muchas lloreras... por suerte, he sabido ver más allá (aunque en algunos momentos se me olvida)...

gracias por el post (de apoyo), rodolfo!

Lilit dijo...

Gusto de leerte Rodolfo es la primera vez que entro a tu blog y me sorprendio este post que tiene mucho que ver con el que hoy subí a mi espacio.
Algo debe rondar en el aire. Creo que es tiempo de cambiar la dirección de nuestra mirada, pero no todos estan listos y déjame decirte que no es cuestion de edad, es cuestión de corazón y de cuestionamiento.
Tengamos en cuenta que la belleza esta en todos lados, no solo en los cuerpos también en las flores y quien pierde un minuto mirándolas?
Asi va la humanidad.
Un beso!

Virginia dijo...

Me quedo con la visión clásica de la Belleza, aquella que nada tiene que ver con la estética. Lo cuenta muy bien Aute en su canción "La Belleza".
un placer leerte, Rodolfo, abrazo

Virginia dijo...

Por cierto, ¿escribiste la bella "Cobertura 95% del territorio nacional"?. Enciende el corazón, enfría bien el vino...

Paseando por tu nube dijo...

Quizá uno de los problemas radica en el exceso de publicidad que tenemos, nos invaden en revistas y saturan en tv, para intentar ver alguna buena pelicula tienes que pertrecharte de toda la paciencia necesaria para aguantar esos inmensos bloques de publicidad, llena de seres a cual mas guapo, bello o con los cuerpos y las
pieles perfectas.

A mi (nuestra) edad he conseguido tejer un tupido velo en mi cerebro para obviar esas fruslerias que no me van a dar la juventud eterna por muchos test de laboratorio que aseguren haber realizado.

Animate Rodolfo, existe tambien una juventud comprometida con la otra belleza, la de las neuronas.

Un beso

Francisco dijo...

Aqui estoy nuevamente deleitandome con sus escritos.Es una muy buena reflexion,la belleza sin duda cumple un papel fundamental en estos tiempos y en los anteriores y en los que seguiran , claro que ahora esta todo mas sucio y mas contaminado, creo que mucho tiene que ver la globalizacion (como nos muestran y nos dan a conocer la belleza). Uds sabe como yo lo que es la belleza, claro qeu ami me costo mucho darme cuenta de el real significado,pues por estos dias las bibliotecas se agotan y las cirugias plasticas van en aumento.

Ana dijo...

É verdade tudo isso que dizes e não creio "que seja da idade". Também é verdade que os jovens acabam por descobrir (mais cedo ou mais tarde...)que essa beleza é efémera e quando se perde, pode não ficar mais nada. Sabemos também que há muitos jovens que começam a querer mais porque sabem que há "outras" belezas que podem permanecer por toda a vida.
Saber escrever assim, fazer esses poemas e ser visitado, lido e comentado por jovens mostra isso mesmo. Essa é a verdadeira beleza
porque o tempo não consegue destruí-la. Um abraço e bom domingo.

Marta dijo...

Sí, creo que algo de importancia tiene...Y no son los sesenta porque yo tengo algunos menos y esta mañana, al ver una de esas revistas ( a parte de pensar:" Joder macho, se pasan todo el año en la playa") he pensado casi lo mismo : "Qué mundo tan hermoso ( y siliconado) nos espera, ¡y que hueco también!
pd: me encanta leer tu blog, gracias :-)

yraya dijo...

Muchisima importancia, se están creando mentes vacias...eso si muy guapos y guapas.

Margarida dijo...

Poco más que decir me queda, si tal, coincidir con Sil en nuestro cuerpo "rubensiano" y sí es cierto que la belleza no es para unos lo que para otros ni en una época lo que pudo ser en otra. Después de verme infinitas veces en el espejo y sentir "asco" de esa celulitis y tener "lloreras" como ha tenido Sil y tantas otras, llegué a la conclusión (después de repasar muchos cuadros barrocos) que mi cuerpo a día de hoy no es feo ni antiestético...simplemente...¡nací a destiempo...!!! Si hubiese nacido 400 años atrás, sería lo MÁS!!. Si te sirve de consuelo, Sil, haz lo que yo tengo en mente, escoge uno de los cuadros que más te guste, fotografíate (desnuda, claro) en una pose parecida y cuela tu foto a través del fotoshop...bueno, a menos que quieras posar horas y horas como antaño. Seguro que más de cuatro ni se percatarán que la del cuadro-lámina eres tú y dirán ¡Ohhh que bonita pintura barroca...cuanta belleza...! y no sé a ti, pero a mí me servirá para reconciliarme con mi físico y hacer arte de él. Besos a todos.

síl dijo...

jajaja... margarida, qué bueno!! la verdad es que más de una vez he recurrido a esto de que, nací demasiado tarde!!!! y, quien sabe, quizás vuelvan esos tiempos, no? aunque quizás llegaré antes a la etapa de plena madurez en la que una ya pasa de todo (como mi madre)...
un beso margarida y graciasm!

UB dijo...

A ver, yo me considero una esteta, me fascina la belleza de los hombres, de las mujeres y de las cosas. No voy a decir que sólo importa el interior porque no es verdad. La belleza atrae hasta a los bebés (ha habido evidencias de estudios científicos).

¿Y dónde encuentro yo el problema? En que en un momento indeterminado del siglo XX ha pasado de ser un don a una obligación. Pero don también es tener una bonita voz y la sociedad no nos obliga a cantar bien. Si no has nacido con un cuerpo y una cara bellos estás condenado a tener que buscarlo cueste lo que cueste, sacrificando otras cosas importantes, entre ellas nuestra salud mental.

.JL. en los afelios dijo...

"La publicidad mueve el mundo, la publicidad es poder, lo es todo"
Eso me dijeron el dia que empece mi carrera de publicidad,
la misma que me hizo odia ese mundo,
asquear el culto al cuerpo y la mente retorcida,
el dinero a costa de engañar al ciudadano como si de un conejillo de indias se trayase.

Que ciertas tus palabras amigo.

Que placer (re)encontrarte,
fantástica tu poesía anterior.

Un abrazo que te guie hasta mi rincón.