lunes, 30 de abril de 2007

Una más

Ayer un joven del que se ignora con qué trabajos se gana el sueldo y una ex presentadora de televisión hoy retirada tuvieron su segunda hija. Durante toda la tarde, toda la noche y toda la mañana de hoy (prácticamente), que se dice pronto hemos oído, por activa y por pasiva, el nacimiento de la niña. Tremendo.

Era un repetir y repetir continuamente lo mismo. A esa misma hora, supongo yo, habrán nacido millones de niños en el mundo que no han tenido la suerte de merecer siquiera el mínimo interés. No quiero hacer demagogia. Pero ¿tiene sentido ese despliegue mediático en un país en el que no sabemos cuántos españoles tienen otras ideas, contrarias a la Monarquía?

Es una niña que nace no con un pan debajo del brazo, sino con toda una panadería. Una niña que pasará a vivir de la contribución obligatoria de todos los españoles. El padre aparecía sonriente (normal) y explicaba quehabían decidido que el cordón umbilical se repartiera equitativamente en un banco privado y uno público (qué generosidad).

Me explico: el cordón umbilical depositado en un banco público podrá ser utilizado por el primero que necesite sus células. El banco privado garantizará que sólo el depositario podrá disponer de ellas.

No dijo el feliz padre por qué no hizo lo mismo con el cordón de su primera hija. No lo hizo porque, entonces, sólo se podía depositar en bancos privados. En España no lo podía hacer nadie, salvo algunos privilegiados que, por su situación política o económica están por encima de la ley.

Deseo lo mejor a la niña recién nacida. Y felicidad a sus padres. Y trabajo y salud para criarla. Posiblemente ellos no tengan la culpa del aquelarre mediático creado. Pero no deja de ser obsceno que a quienes no creemos en unos privilegios que la naturaleza no otorga a nadie se nos haya puesto delante de las narices un espectáculo absurdo, digno de una sociedad anclada en el pasado, antidemocrática y rancia.

Lo peor de todo fue el triste espectáculo de la buena gente que, bajo la lluvia, aguantaba lo indecible para ver pasar a personas y personajes cuya utilidad y contribución a la sociedad a mí, al menos, se me escapa.

No importa. Durante unos días los medios de comunicación encontrarán con qué llenar sus espacios en un vomitivo ejercicio de falsedad social. Dios nos salve del Rey.

10 comentarios:

Margarida dijo...

Así es, querido Rodolfo.Y aún parece que dentro del mal,los periodistas están ahí cizañando con el machismo de la sucesión...hace años ni se planteaba tamaña cuestión. Por si fuera poco el nacimiento de la "infanta" española, aún hoy nos mostraban en el Telediario, todos los retoños europeos y hasta orientales!! en un intento de hacernos ver que es normal, coherente e incluso POSITIVO mantener (nunca mejor dicho)una monarquía. Ignoro cuánto los vecinos europeos loan y admiran a SSMM, pero el triste espectáculo que comentas de cientos de personas agolpadas en cada aparición real decepciona bastante...como decía un compañero mío de trabajo refiriéndose a "esos todos de ¡Viva el Rey!" si supiesen mediante un informe oficial todo el gasto anual que supone mantener a semejante panda...España se volvería republicana en menos de 1 minuto.

Núria dijo...

Realmente es obsceno ver la cantidad de minutos que se va a dedicar a esta cuestión, tanto en medios públicos como privados, dejando de lado las miserias y tragedias cotidianas que piden a gritos un minuto en televisión. Y es lo que decías, no es demagogia... Es triste y cierto.

Y además del circo, ver a esa gente apostados en la puerta (que si fuesen periodistas, aún podrían alegar que les pagan por ello) hace pensar en qué clase de sociedad estamos viviendo...

En fin. Viva la República.

VICTOR ALFARO dijo...

Más pronto que tarde llegará el día en que se nos consulte. Tal vez nos de una sorpresa Felipito... en el siglo XXI no es lógica una monarquía...tengamos paciencia. Las últimas encuestas reflejaban un gran republicanismo entre la gente joven...
VIVA LA REPÚBLICA!

Eduardo Cassano dijo...

La verdad es que es cansino, pero trato de encontrar el lado gracioso que persiguen a esta historia: esos señores de la prensa rosa, por llamarlos de alguna manera aunque ellos se hacen llamar periodistas, cuando se trata de la Casa Real cambian su tono de voz y miden con especial cuidado las palabras.

Por otra parte está la gente de la calle, las marujas de turno que disfrutan la buena nueva como si de un hijo propio se tratara, y presumen de su instinto en las colas de los supermercados: “Lo ves Juani, le han puesto Sofía, ya lo sabía yo”. Lo gracioso es que muchas de estas personas desconocen, bendita ignorancia, que el presupuesto de la Casa Real ha sido de 8,29 millones de euros este año. Y que ellas, como todos, pagamos puntual y religiosamente para… ¿qué?

Es comprensible, tal y como está el paro y el sueldo de los que trabajan, el tema de la vivienda y ahora encima con una boca más que alimentar, todos tenemos que apretarnos el cinturón para que esta pobre gente pueda seguir navegando y esquiando a costa de unos millones de tontos…. ¡pero con alegría! Si señor.

Romano dijo...

En esta epoca hablar de Reyes,Reinas,Principes y Princesas resulta de cuento,pero bueno esto lo escribo desde Latinoameria lugar donde nos han quitado el efecto sorpresa , desde aqui nada nos sorprende .

Un fuerte abrazo Rodolfo y feliz dia del trabajador.

txilibrin dijo...

Bueno bueno querido Rodolfo, no puedo coincidir más contigo (algún día no lo haré y te vas a enterar :P). Yo soy de las que tiene la opinión de que algo no es útil hasta que se demuestre lo contrario, y de momento la monarquía no me ha demostrado nada. El que consiga explicarme en lo que nos benefician, podría entender su existencia.

Por lo demás, nada que decir, desde que vivo en Madrid no veo apenas la televisión (demasiadas cosas interesantes en la calle, o libros en casa) así que no me he enterado del ruido que habrán hecho...

Y muy buena la frase: Dios nos salve del Rey, me la he guardado en mi almanaque :D

Un beso

Cata dijo...

En Chile hay una pelicula que se llama "El Rey de los huevones", es lo más cercano que tenemos... y es un buen reflejo de mi queridisimo pueblo...

Anónimo dijo...

Rocio:

VIVA LA REPUBLICA!

Abril dijo...

Esta es la España de fandango y pandereta en la que vivimos, hay quien dice que el rey es muy bueno y como dice mi padre que es un filósofo urbano: "encima que fuera malo".

Anónimo dijo...

buy propecia online can get generic propecia - can buy propecia boots