lunes, 11 de junio de 2007

Generosidad

Somos de un generoso que tira para atrás. Manuel Marín, presidente del Congreso de los Diputados quiere poner a siete salas el nombre de cada uno de los considerados padres de la Constitución. Entre ellos, claro, estaría Manuel Fraga. ERC ya ha anunciado que se negará. No estoy de acuerdo nunca con ese afán de conmemorar fechas y nombres bautizando salas, salones y despachitos o despachazos.

No puedo, además, estar de acuerdo con Marín. Manuel Fraga participó en Gobiernos de Franco. Se sentó en Consejos de Ministros a los que se les informó de penas de muerte, mantuvo una lucha constante contra obreros y estudiantes que querían la libertad y durante sus años de ministro del interior ocurrieron hechos gravísimos (torturas, detenciones, muertes, represión) que no han quedado lavadas porque el señor Fraga viera que las cosas eran inevitables y se apuntara a la incipiente democracia, poniendo, por cierto, cuantas ramas encontró en las ruedas del futuro.

Siempre se ha pedido perdón y respeto a los vencidos. Los vencedores ni perdonaron ni olvidaron. Durante cuarenta años se masacró, persiguió y encerró a estudiantes, obreros, intelectuales que querían una España mejor. Fraga estaba allí, para represaliar. Y no se arrepiente. periódicamente, con esa gracieta de viejo chocho se permite decir que los muertos de Vitoria no fueron nada o asegurar en sus memorias que Grimau era un asesino peligroso.

Siempre se dice a los vencidos que deben ser comprensivos, que deben perdonar. Pero a ellos no se les ha reconocido nada más que a regañadientes todo el dolor que sufrieron. Siguen apareciendo fosas con cientos de fusilados por los franquistas, se conocen cada día nuevas atrocidades, Mueren los viejos que pasaron sus años en la cárcel. Y ahora, a un viejo chocho fascista, se le quiere rendir un homenaje poniéndole el nombre de un salón. Si todavía fuera el de un retrete...

6 comentarios:

Margarida dijo...

Ya le vale a Manuel Marín...sólo el hecho de querer homenajear a "los padres" de la Constitución...ya es un poco lamentable,como si fuera para tirar cohetes nuestra Constitución. Quizás en aquella época fue lo mejor que se pudo hacer, pero va siendo hora de hacer alguna reformilla...Ahora lo que ya me parece la hostia, es que sabiendo que en medio está UN FASCISTA, se atreva a proponer tamaña cuestión. Yo creo que es mejor dejar pasar la idea por fantástica que parezca a abrir estos debates que tanto daño hacen. Yo, como galega, me niego por doble motivo. Por lo anteriormente dicho y por haber condenado a mi país durante 16 años a la ruina, al caciquismo, al clientelismo, al miedo (que en el rural aún perdura), al oscurantismo, al sometimiento..en definitiva a prolongar la dictadura que hoy parece que empezamos a superar. Un beso,Rodolfo y gracias por este blog que nos permite ir vomitando lo que llevamos dentro.

Gregorio Gordo dijo...

Que estoy seguro que mis abuelos maternos y paternos dirían que si, que vale, que le perdonan. Que mis padres dicen que hala, que también. Que yo mismo, que no le he padecido ni una décima parte, aunque tengo mas mala leche, pues lo mismo. Que si Marín dice que es un padre de la Constitución, aunque no sea ni putativo y fuese a su pesar y encima no pidiera ni el voto favorable, venga vale, él mismo sabe que la ancianidad siempre saca los mejores instintos de las personas, aunque sea de gente que ni siquiera conoce el significado de palabras como compasión, derechos humanos, o humanidad. Pero lo de ponerle el nombre de un retrete no. Por ahi no paso. Un retrete ha hecho mucho mas por el bienestar de las personas de lo que D. Manuel es capaz de imaginar en el día de la madre. Hasta ahí podía llegar la cosa, tener un retortijón visitando el Congreso y tener que entrar en un excusado que se llame D. Manuel.
Aunque bien pensado, lo mismo dada las reacciones que siempre ha provocado, incluso solo con mencionar su nombre, tiene los mismos efectos que la fibra.

Romano dijo...

Lo peor que le puede suceder a u Pais es la falta de memoria .En Argentina ocurre tambien,todavia hay idiotas (y muy cercanos a mi ) que se refieren a los 30.000 desaparecidos con una frase que me repugna "algo habran hecho",queriendo justificar la muerte.No todo esta perdido ,mientras existan personas como usted que revivan la memoria y no permitan el olvido.

Abrazos desde Bs As

Abril dijo...

Gracias al señor Fraga y a sus compañeros de farra, somos muchos los que no tenemos historia ni raices, la historia de mi familia empieza en mis padres y no sé para los demás pero para mi es algo bastante triste, y por esa y muchas razones mas, ni perdono ni olvido.
Que le voy a contar a mis hijos cuando me pregunten, si ni yo misma se nada, tengo algunas referencias, pocas, que nisiquiera me sirven para encontrar a los desaparecidos y despertar esas voces dormidas.

alicia dijo...

Creo recordar que antes que la constitución de 1978 hubo otras... podrian conmemorar estas también para que no caiga en el olvido la labor que hicieron aquellas gentes que en el año 1931 elabroraron el texto constitucional que fue pisoteado por la guerra y la dictadura.
Mas vale que se homenajeara a los amantes de la democracia y no a los "democratas" forzosos por puro instinto de supervivencia en el poder.
Desde luego que no se hace una a "izquierdas"...

Nuria dijo...

Es vergonzoso. Que el dinrro de las siete salas lo dediquen a abrir todas esas fosas que siguen en las cunetas, a identificar los cuerpos y a devolverles la identidad que se les ha robado.

Si quieren hacer las cosas, que las hagan bien. para poner unas plaquitas en una sala, siempre hay tiempo.