martes, 26 de junio de 2007

Un nombre

Buscando en google por razones que no vienen al caso, encuentro que alguien llamado Ismael Serrano, un emigrante mexicano, murió, creen que de agotamiento, en el desierto, intentando llegar a Estados Unidos. Es sólo un nombre que me estremece. Sólo un nombre que siento más cercano, sin embargo, que los cientos de subsaharianos que mueren cada año en pateras, también por agotamiento o ahogados en el mar, intentado llegar a España.

Pero es la fuerza del nombre, el poner nombre a un emigrante lo que le hace distinto. Y esa coincidencia. No sabemos el nombre de ninguno de esos hombres y mujeres de las pateras que llegan a nuestras costas buscando otro futuro. Son cifras, números, rostros asustados, caras del dolor y de la tragedia.

Dicen que poner nombre a alguna cosa es poseerla. Poner nombre a un ser humano es también hacerlo nuestro, es, y valga la redundancia, humanizarlo. Singularizarlo. Así que el mexicano Ismael Serrano es mucho más que un emigrante. Es un ser humano cercano muerto. No es un muerto más, anónimo y desconocido.

Tal vez si pudiéramos poner nombre a cada uno de los emigrantes, a cada uno de los que nos cruzamos por la calle, al muchacho que vende CD`s, a la ecuatoriana que nos encontramos en el autobús, al rumano que nos arregla el grifo... no hablaríamos con desprecio de ellos, no pensaríamos que hubiera sido mejor que se quedaran en sus países.

Pero ignoramos su nombre. Ignoramos todo. No sabemos siquiera si un día estuvieron a punto de morir de cansancio en ese desierto de una gran ciudad.

10 comentarios:

Margarida dijo...

Que curioso...! Nunca había probado a buscar "otro" Ismael Serrano. Habrá tantos...de cualquier modo me pregunto cuánto tardará tu hijo en componerle una merecida canción a su tocayo. Ya no por el nombre, que es lo de menos, sino por su historia, por la historia de todos los que dejan su pueblo en busca de una vida mejor, como hicimos nosotros, cuando nos acechaban las garras y los dientes de la dictadura...hay que ver..

Antoine dijo...

El jueves 18 de septiembre de 2.003, un preso llamado Rodolfo Serrano Bravo aprovechó una espectacular algarada en la cárcel de Huélamo (Condado de Michoacán.- México) para escaparse junto con otros 3 presos. Serrano estaba acusado de delitos contra salud y, a día de hoy, aún no se sabe lo que fue de él...

Hace unos días, hubo una fuerte oleada de frío en la ciudad de Girardot, la segunda más importante del Condado de Cundinarmaca (Colombia), con 150.000 habitantes. Y cuentan las crónicas que hasta allí se desplazó el asesor del Gobernador Julio Eduardo Yiyo Riveros acompañado del diputado Rodolfo Serrano para interesarse por la situación y tratar de aportar toda la ayuda necesaria a los afectados...

Es curioso lo que ocurre cuando varias vidas derrapan parejas en los buscadores haciéndose coincidentes sólo en el hilo de los nombres. Sobre algunas de ellas podemos sacar conclusiones, hacernos preguntas y tratar de imaginar miserias acerca de las que intentar aprender. Sobre otras, por desgracia, no cabe esa posibilidad, por la falta de información, por las dudas o por miles de circunstancias que nos asaltan en cada instante...

...Y no deja de llamar poderosamente la atención que de Rodolfo Serrano haya 1.550.000 entradas en Google y de Ismael Serrano "sólo" 420.000. Bien es verdad que hace sólo una semana de Ismael había 401.000 y que por méritos propios, cada segundo la cifra crece envuelta en magia y melodías. Así que tarde o temprano ambas se acabarán igualando... Es Ley de vida...

Chapeau por estas tus palabras de hoy, por tu obituario tan cariñoso de hace unos días al Fary. Y por tantos ojos que nos abres cada mañana con tu efervescente corazón...

Rodolfo Serrano dijo...

Gracias Antoine por tus palabras. Es verdad que alguna vez había visto lo de Rodolfo Serrano como diputado y me hizo pensar en lo que tú escribes. Tal vez lo que signifique es que todos los seres humanos, como también dicesd, estamos entrelazados en una vida común, tan distintas, a veces, pero, a la vez, tan semejante.

alicia dijo...

Es bastante curioso. Yo siempre pienso en una historia, una niña que era fisicamente exacta a mi... iguales. Y sin embargo no tenemos ningun lazo familiar que nos una. Hace poco llego a mis manos una foto de su boda y me va a mi misma en ella... Que lazos no habra entre nosotros... yo pienso mucho en esto (quiza porque me trague un libro sobre este temita)
El nombre significa más de lo que pensamos... no os sentin muy muy satisfechos cuando a un bebe le ponen vuentro nombre... yo si, o cuando me cruzo en la vida con otra Alicia... pra mi tiene bastante significado.
¿que le ha parecido a Ismael esta coincidencia...?
Un abrazo. ALICIA

Sibila dijo...

Menudas casualidades!, como las que surgen en el metro o en la cola del super.

Aunque está claro que somos unos ignorantes, que parece que nos sirve con serlo. Las cifras siempre carecerán de humanidad...

un saludo

Gabriela dijo...

Nombrar al otro: hacer visible al invisible. Qué simple parece la acción de hacer visible al que nos incomoda, al que nos irrita, al que nos duele, al que nos amenaza, al que nos aburre… Qué simple acto de humanidad parece, pero qué gesto tan olvidado entre nosotros. Siento tristeza y nostalgia por ello.
Estimado Sr. Serrano, gracias por sus artículos. Como siempre, dicen las cosas por su nombre.
Afectuosamente,
Gabriela

yraya dijo...

Rostros sin nombre...que fuerte y todavía esta mañana me he tenido que enfrascar en discusión porque decían unas "personas" que tienen más derecho los inmigrantes que nosotros, cuanto mal esta haciendo la prensa y cuanta ignorancia existe todavía.

Un saludo.

Nuria dijo...

poner nombre a esos desconocidos o a esos números de expediente, hacen que recuperen la propia disgnidad.

Valeria Maidana dijo...

Como siempre un placer leer su blog. Muy interesante, y me quedé pensando si al poner nombre a nuestros hijos, al singularizar su existencia acudimos al acto más próximo de la omnipotencia. Me quedé pensando en eso y en lo intenso de nuestra elección como padres y creadores. Que día tengo! No me haga caso, un abrazo!

Anónimo dijo...

Rodolfo serrano .. un valiente michoacano fugado de.la carcel .. vive haun es un hombre con mucha suerte. Larga vida al huache.