martes, 19 de junio de 2007

Siguen en la cárcel

Los trabajadores Juan Manuel y Cándido siguen a estas horas en la cárcel. No he visto declaración alguna de los dos grandes sindicatos en los periódicos. A lo mejor, se me ha pasado por alto. Miro en internet. No lo encuentro. Apoyos tibios en todo caso. Los periódicos no dicen gran cosa. Hay un silencio espeso y preocupante en torno a ellos. Son molestos para el sistema.

La desproporción de la pena es tal que tendría que hacer reflexionar al poder judicial, al poder político y al cuarto poder. Tres años porque se rompió una cámara de tráfico en una de las manifestaciones de protesta del naval de Gijón.

Pero, sobre todo, me preocupa ese silencio cómplice de los medios, de los partidos, de los sindicatos. El Parlamento ¿no tiene nada que decir? ¿No hay una pregunta al Gobierno sobre la posibilidad de indulto? ¿No será que, en el fondo, se trata de meter miedo a quienes intenten nuevas protestas? ¿No será una advertencia?

No deberían pasar Cándido y Juan Manuel ni una sola noche más en la cárcel. Pero ahí siguen. Mientras tanto, la gente es feliz porque ha ganado el Madrid. Ríos de Tinta, horas de televisión y radio para hablar y hablar del triunfo. Ni una línea, ni un segundo para pedir la libertad de dos trabajadores que defendían sus puestos de trabajo.

Por cierto, Gabriela, el tango que le iría hoy al mundo sería, creo yo: "Al mundo le falta un tornillo". ¿No?

4 comentarios:

Gabriela dijo...

Y qué tornillo, estimado Sr. Serrano. Buen desafío bailar ese tango sin perder la memoria, la cordura –aunque para bailarlo hay un tipo de cordura que debe perderse, pero ese es otro tema…-, el coraje y la tan olvidada ternura.
Cariñosamente al son de la libertad del bandoneón,
Gabriela

Cata dijo...

Bien se sabe que asumir como dirigente sindical, siempre-siempre- implica ser el enemigo de alguien. No importa el lugar en que este, a quien represente o como se la juegue. Recuerdo a un amigo que contaba de un general que formó un sindicato en una importante empresa del ejercito en Chile... él era el presidente... jugaba golf, recibía el sueldo de presidente y, tenía fuero... además era amigo del patrón... si, toda la razón mi estimado Rodolfo, a este mundo le falta un tornillo, y los que le quedan, atornillana al revés. Te dejo mi abrazo y mis disculpas por haberte dejado un poquito olvidado... la vida, el tiempo y el amor. Desde Chile... Cata

Juan García dijo...

Sí ha habido respuesta política y de una persona que sabe lo que es ser insultado por la policía y por la ortodoxia de su propio partido (en la actualidad autoexpulsada).

El consejero Valledor solicita al ministro de Justicia el indulto para Carnero y Morala
http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1674&pIdSeccion=35&pIdNoticia=532269
http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=347888

Cata dijo...

Gracias por tus letras tan afortunadas... yo tb se lo escuché a Ismael, y también: el amor es eterno mientras dura... ya veremos, ya veremos...