lunes, 17 de marzo de 2008

Belén Esteban

Me pareció siempre un juguete roto. Por más que se haya ganado la vida desde esa condición. Por más que sus lágrimas, su desgarro de muchacha de barrio le hayan servido para buscarse una vida exagerada y un punto infeliz. Ha servido de burla para que periodistas de postín y tertulianos bien pagados y mal informados hayan hecho gala de su crueldad con el más débil.

Belén Esteban ha sido la muchacha de barrio que ha paseado su hablar callejero su comportamiento de esa España profunda y esperpéntica por televisiones y programas en los que lo importante era echar la carnaza a una sociedad ávida de chismes y cotilleos. Sus amores con un torero la lanzaron a una fama que nunca comprendió del todo pero que la ha servido para recaudar un sueldo que nunca hubiera soñado.

Luego, todos hemos seguido su caída, juguete roto, diversión para las hienas de una información que tiene en su corazón la carroña y la basura. Aireó sus amoríos de una noche como si fueran la épica de las grandes pasiones y llevó sus más íntimos sucesos a los prime times de todas las televisiones.

No se la puede culpar a ella. Al personaje de Belén Esteban han contribuido, más que ella, quienes han hecho de la frivolidad y la basura objeto de consumo. Quienes han manejado su cuerpo de papel couché como papel de envolver vísceras y casquería.

Se casa ahora. Y quienes la encumbraron y ahora la desprecian andan enfangados en la última humillación. Los grandes diseñadores se niegan a hacerle el vestido de novia argumentando que ella no es digna de llevar sus modelazos. Ni pagando. Terrible. Son diseñadores de alta firma que no tendrán, ni han tenido, escrúpulo alguno para vestir a las amantes de los señoritos de guante blanco, a los pendones verbeneros, a las famosillas por un posado de malgusto, o a las aristócratas de cama amplia y plural.

No voy a defender a Belén Esteban. No comparto ni su vida ni sus gustos. Me interesa como cualquier otro ser humano. Pero me parece infame el clasismo de esas grandes firmas. Me parece de una crueldad sangrienta que, todavía, se diseñe desde un concepto de clase basado en la hipocresía y en lo que consideran glamour y estilo.

Que se case Belén Esteban. De blanco o de negro o de rosa palo. Me da lo mismo. Pero, ¿qué sociedad es ésta que hace de su vestido todo un problema y noticia del día?

24 comentarios:

Eclipse dijo...

lamento comentar tan rapidamente esta entrada, pero quería hacerlo antes de irma a unas pequeñas (y merecidas!) vacaciones.
Creo que siempre se están turnando para ser noticia. siempre pasa por eso. quizás se necesite desacreditar y rechazar a alguien para ser noticia, "pues bien, hagámoslo".
Es verdaderamente triste, sea quien sea el desacreditado.

Arcángel Mirón dijo...

Belén Esteban tiene miles de clones. Allá, acá y en otros lugares más.

Te dejo el tango Pompas de jabón, de Cadícamo:

Pebeta de mi barrio, papa, papusa,
que andás paseando en auto con un bacán,
que te has cortado el pelo como se usa,
y que te lo has teñido color champán.
Que en lo peringundines de frac y fuelle
bailás luciendo cortes de cotillón
y que a las milongueras, por darles dique,
al irte con tu "camba", batís "allón".

Hoy tus pocas primaveras
te hacen soñar en la vida
y en la ronda pervertida
del nocturno jarandón,
pensá en aristocracias
y derrochás tus abriles...
¡Pobre mina, que entre giles,
te sentís Mimí Pinsón...!

Pensá, pobre pebeta, papa, papusa,
que tu belleza un día se esfumará,
y que como todas las flores que se marchitan
tus locas ilusiones se morirán.
El "mishé" que te mima con sus morlacos
el día menos pensado se aburrirá
y entonces como tantas flores de fango,
irás por esas calles a mendigar...

Triunfás porque sos apenas
embrión de carne cansada
y porque tu carcajada
es dulce modulación.
Cuando implacables, los años,
te inyecten sus amarguras...
ya verás que tus locuras
fueron pompas de jabón.

martona dijo...

Hola
A mi Belen Esteban siempre me desperto un sentimiento de proteccion.
No me cae ni bien , ni mal, porque creo que detras de ese montaje televisivo hay una persona, a la que desconozco por completo.
molts de petonets.

sssss dijo...

Totalmente de acuerdo, Rodolfo. El problema es que no se trata de un día, sino de toda una semana. Yo no sigo la prensa rosa ni estos programas, lo único que veo en la televisión ahora mismo aparte de las noticias, es el 'Sé lo que hicisteis'. Es genial. Ahí pusieron un video de Ana Rosa Quintana diciendo que Zapatero debería intervenir en el asunto... y lo decía en serio, insistía. Lamentable.

Saludos.

Eduardo Cassano dijo...

Perdón, el último era yo :)

Azul dijo...

El TODOS IGUALES, no es más que una máscara... igualdad hay poca, distinciones muchas...

No soy muy amiga de la televisión, tampoco de la futura señora Belen Esteban, pero la verdad siempre me pareció que el insulto facil, la descalificación y los linchamientos, no es que sean de mal gusto, sino que carecen de él...

Al final es una mujer, que quiere casarse... ella sabrá sus motivos... al final es una persona a la que la cortan las alas por clasismo...

Aun así, que esta noticia, ocupe más tiempo en los medios que lo que está ocurriendo en el Tibet, perdoname, pero no dejará nunca de sorprenderme...

Un abrazo

Cecilia Alameda dijo...

Yo no me fío de casi nada de lo que sale en esos programas. Lo que cuentan como noticia a veces está pactado de antemano y lo que parece una tragedia no es más que un montaje. De los responsables del programa y de la protagonista, de ambos lados. Así que no me creo ni que no la quieran hacer el vestido ni que eso le suponga un trauma. Lo que creo es que se necesita basura para llenar esos programas que, en mi opinión, tienen derecho a ser realizados (no soy partidaria de que nadie los prohiba) pero que ojalá que nadie viera, que se quedaran sin público.
¿Sabes Rodolfo que Belén Estaban ha sido sujeto de un estudio en la Universidad? Supongo que para los teóricos de la comunicación actual es interesante saber como una chica de barrio que ha sido novia de un torero de tres al cuarto se ha convertido en un referente televisivo.
Besos y ¡cuidado con las torrijas! (las de pan, digo)

Javi dijo...

Esto es todo un circulo vicioso, una dice que se casa y los otros que no hacen el vestido, la otra pone el grito en el cielo, da propaganda al diseñador, y el diseñador para parecer un santo al final le regalará el vestido y todos contentos...
Buena manera de hacerse publicidad unos a los otros y bien economica que sale
un saludo
-javi-

ALBERTO LÓPEZ dijo...

La misma sociedad que le da bomba a los grandes hermanos, que exprime hasta la última gota a los triunfitos, que hace de la doble moral un negocio sin fin.
Coincido con el penúltimo comentario, aquí todos ganan y al final de todo la última perjudicada será La Esteban.

Laksmi dijo...

al final han dicho esta tarde en la radio que El Corte Inglés le proporcionará el vestido.... por ser buena clienta....
No sé... no entiendo hasta que punto llega el periodismo... hay que llenar los programas con lo que sea.... ¿cuánta gente habrá que no podrá estrenar un vestido de novia el día de su boda?
A mí Belén me da pena.... quizás sí, lo que pasa es que creo que uno tiene que estar a las verdes y a las maduras.... si cuando no tienes dinero vendes tu vida para poder irte de vacaciones en un yate... pues... quizás eso dé pie a que todos estén pendiente de lo que hagas o dejes de hacer.... y noticias tan vanales como puede ser "la firma del vestido de novia de Belén Esteban" eclipse a otras como pudiera ser la revuelta de los tibetanos...

Bsotes

MaríaGabriela dijo...

. . . . . . . . .

Desconozco el caso, por la distancia, sin embargo, retratas tan bien lo que sucede en tantas partes del orbe. Mi tierra no se libra. ¡Y válgame, dios!


Repudio a los medios masivos de comunicación que por su poder hegemónico y de cuarto poder de los estados, aniquilan y atrofian el cerebro de los tele-espectadores, puesto que nos prefieren como masa silente, si opinión, sin crítica. Patético.

Saludos!

Dorian Grey dijo...

Dos cosas. Las televisiones juegan con estas personas que se marcan en su vida el único objetivo del dinero fácil. Un día, llamese Belén o Tamara, irán más allá y esas mismas cadenas ofreceran reportajes sobre su vida. Entonces nos llevaremos las manos a la cabeza, como cuando aquel programa llevo al plató al marido maltratador y, pasado un mes, la mató. No son juguetes, son pèrsonas necesitadas. Alfonso Arus, (el de Arus con leche) decía que, hasta que no pase algo como que se suiciden las cadenas no tomarán conciencia de estas personas que, muchas de ellas, necesitan tratamiento. Yo, ahora, creo que esas cadenas están esperando que ocurra algo para subir la audiencia con programas especiales.
Sobre la moda, es normal. Es un "submundo" ficticio, efímero y lejano para el humano normal. Un mundo de cristal como cantaban Duncan Dhu. Me sorprende tu sorpresa.
Saludos y salud

CARMEN dijo...

Buenos días Sr Rodolfo.
Después de leer lo de "Belen Esteban", me he acordado de que el Domingo andando por mi ciudad en fallas, en La calle de La Paz nos cruzamos con Jaime de Marichalar, sus dos hijos y sus cuatro guardaespaldas. El tanbién vive del cuento, pero debe de tener la clase que le falta a Belen Esteban, porque las grandes firmas no tienen problemas en vestirlo con todo lo mejor.
Por mucho que no nos guste vivimos en un mundo muy clasista, donde vivir del cuento para unos es más fácil que para otros.
Besos y buen descanso en estos días de pascua.

Marlon dijo...

Todo lo que tiene que ver con Belén Esteban y todo ese tipo de personajes me recuerda a la canción de Pedro Guerra: "El circo de la realidad".
Toda esa gente sólo forma parte del espectáculo. Lo malo es que algunos no lo tengan asumido.

Paseando por tu nube dijo...

Te leo mirando al mar y no sé si será por el sol que casi me ciega, el sonido de las olas o el profundo olor a vacaciones, pero hoy siento que la ternura me invade.
Un beso Rodolfo

difistinto dijo...

Me entere este domingo, en familia,
del problema de Belen. Bien, creo que
tendria mas problemas yo para comprarlo que ella.Asi es!

Estoy con tu libro, en mi sobremesa, lo leo a partes. No sabria hacer un comentario sobre el , no estoy lo suficiente capacitada, pero voy a intentarlo ,soy una valiente! lo estoy comentando en mi word, en un tiempo lo publico al blog ( si me atrevo)
Es un libro especial. Lo que mas me gustan de las palabras no son las escritas sino aquellas que se alborotan despues de leerlas en las paredes de mi casa y quisiera atraparlas, pero se quedaron por ahi, libres, a veces para golpearme y arañarme, otras para sentirme una mujer amada.

besos,
Mas poemas!

;)

lunazul dijo...

De toda esta historia lo más importante es tu pregunta final, Rodolfo. Y lo peor es que no se trata de una noticia de un día: es que llevan un mes por lo menos con esta historia!
Que a mí no me gusta el corazoneo, pero es que es imposible poner la tele a mediodía y no enterarte de que va llorando por los rincones porque nadie "importante" quiere hacerle el vestido.., y tal pascual.

Y bien, aquí tenemos varias historias:

Si tan chica de barrio es ¿por qué no va a cualquier tienda a comprarse un vestido, como cualquier hija de vecino? No, es que esta chica -que se ha metido en el bote a más de media España con su lenguaje chabacano y sus problemas sentimentales- requiere un traje exclusivo. Y no sólo lo requiere: LO EXIGE. Y lo exige para.. ya. Y si para eso tiene que recurrir al llanto y a su colegueo con Ana Rosa y otros periodistas influyentes de Telecinco para conseguirlo a toda costa, pues ahí que vamos a extender la historia.

He visto cómo Petro Valverde acusaba a gente influyente de la cadena por tratar de obligarle a regalarle - sí, regalarle- el vestido. Lo mismo han dicho Vitorio y Luchino (o como se escriba), que ellos se lo hacen, pero pagando. Y así, podría nombrar a otros diseñadores más o menos reconocidos que sí que están dispuestos a hacérselo.

El problema es cuando se le da la vuelta a la tortilla y se agarra al "nadie me quiere por ser como soy", lo que no olvidemos, le ha llevado a estar donde está, de colaboradora en un programa con mucha audiencia sin ser nada.. sólo por estar en su día con un torero. Ha explotado y mucho su personaje, e igual ahora llegan las consecuencias.

No se puede estar en misa y repicando, no. Que coja los 6000 € que le regalaron por la jeta en los carnavales de hace dos años en Canarias (imitando a Madonna, vergonzoso aquello), que se compre un vestido y, por Dios, que dejen ya de darnos el tostón con este tema en todas las cadenas. Hay cosas muchísimo más graves que merecen ser emitidas.

Un abrazo, Rodolfo.

Carlos F. dijo...

Lamentable Rodolfo. El horror de esta sociedad y de estos "societarios" no tiene límite. Ahora que, conociendo los níveles del "todo vale" en este mundo de la farándula ramera al mejor postor no descarto que todo haya sido un montaje para que el traje le cueste a la Belén cuatro duros menos. A cambio de publicidad, me haces un descuento.
Estos no tiene límites Rodolfo, qué le vamos a hacer.
Un saludo Rodolofo.

Margarita dijo...

Nos saturan con aapersonajes aquienes estruajan cual limon hasta la ultima gota del jugo, para luego botarlos a la basura, llenan portadas, venden periodicos, a costillas de personas que a veces no saben donde estan paradas. Lamentablemente ninguno de nuestros paises se escaapa de esto. En ocaciones es mejor apagar la tele.
Un beso

eigual dijo...

Yo pienso que todo esto no es ni más ni menos que "marketing y publicidad" ¿para quién?: para los diseñadores de moda, para hacerse los frikis diciendo que Belén Esteban "no lo vale". Lo que creo que no saben es que quizá ella sea la percha ideal para un vestido de tale características, pero claro, según ellos "siempre hay clases" y Belén se queda sin vestido.

Y lo que ella tiene que hacer es irse al Corte Inglés, (que por lo que tengo entendido ya le han tendido la mano) y comprarlo allí. Y casarse. Y ya está. Está claro que esto solo servirá para dos cosas: 1. Para se la comidilla del sucesor de "Salsa Rosa" y 2. Para que nadie nos olvidemos de que Belén Esteban sigue ahí, dando guerra, por si alguno, o alguna, lo habíamos olvidado.


Un saludo Rodolfo!

Anónimo dijo...

Podrías escribir algo sobre lo que está sucediendo en el Tibet? me encantaría leer tu opinión y quizás se me aclarasen algunas dudas sobre los hechos en sí.
Es la primera vez que te esribo pero te leo a menudo, casi más que a los diarios.. Y es que a veces me sobrepasa el exceso de información.. o la carencia de ella..
Muchas gracias por este rincón de mirada crítica.. en ocasiones objetiva, en otras subjetiva.. pero siempre esperanzadora. Y cómo no, gracias por tu poesía.
Un besazo, Rosa

Agustina dijo...

Señor Serrano.

Perdón que no me remita a este post, ocurre que volví a leer su blog después de un tiempo y en una entrada anterior leí ese texto, en el que con tanto entusiasmo recuerda a mi Buenos Aires querida. Puedo contarle que no sé si resiste librero, pero las plazas se llenan de gente que abre manos, que busca justicia. La avenida Corrientes se llena de gente que busca convencida no sé qué cosa. Resistimos también.

Un saludo le dejo. Es muy bueno leerlo siempre.

Agustina

maria jose dijo...

A mí siempre me ha dado pena Belén Esteban y a veces un poco de ternura...Yo supongo que lo del traje no dejará de ser un montaje para tener de qué hablar en los programas de su cadena y en los de las demás.Lo que no entenderé nunca es que pueda importar más el dinero, por mucho que sea, que la dignidad y el respeto que cada ser humano se debe a sí mismo.Me refiero a eso de contar y llorar las desgracias ante millones de personas que no te conocen...

Si no es un montaje y es verdad que los diseñadores glamurosos no la consideran a su altura, los que son barribajeros son todos ellos.

Fernando Sarría. dijo...

una mierda..eso es lo que es nuestra sociedad..abrazos.